Módulos Temas Día

Inteligencia artificial que mata

Robots, drones o submarinos no tripulados: gracias a la inteligencia artificial los sistemas de armas autónomos son capaces de matar, pero aún faltan reglas para su uso. ¿Qué hay que temer de los robots asesinos?

Inteligencia artificial que mata

Inteligencia artificial que mata

En cierta medida, la revolución 4.0 lo ha conseguido. Drones, coches que se conducen solos y brazos articulados que realizan complejas operaciones quirúrgicas teledirigidos a distancia son ya habituales.

La UE calcula que en todo el mundo hay 1,7 millones de robots y su crecimiento es imparable.

Tengan una forma más o menos humanoide, los robots no son más que máquinas equipadas con sensores e interconectadas para recabar datos: una simple ordeñadora puede ser tratada como un robot.

Nadie duda de que la nueva generación será más sofisticada y autodidacta. Para afrontar los retos que estos ejemplares plantearán, los europarlamentarios han llegado a la conclusión de que es necesario elaborar un estatus legal de la “persona electrónica”.

La socialdemócrata luxemburguesa Mady Delvaux ha defendido la propuesta y la comisión de Asuntos Jurídicos del Parlamento Europeo ha aprobado un informe cuyo objetivo es regular la inteligencia artificial, crear un registro de robots e impulsar una agencia dedicada a estos menesteres.

Uno de los ejes pasa por dotar de un código ético a esta oleada de máquinas listas, siempre bajo la premisa de que la tecnología evoluciona, pero los dilemas morales siguen siendo los mismos.

Para conocer más detalles vea el siguiente vídeo de Deutsche Welle.

Leer comentarios ( )

Ir a portada