Londres (Reuters).- La empresa china Huawei Technologies presentó su emblemático teléfono inteligente Ascend P6, en su primer evento de lanzamiento independiente, resaltando sus ambiciones de competir con y como los más avanzados en la tecnología móvil.

La compañía dijo que el dispositivo, de 6.18 milímetros de espesor, es el más delgado del mundo. El teléfono cuenta, además, con una cámara frontal de 5 megapíxeles, diseñada para tomar autorretratos y compartirlos en las redes sociales.

La compañía eligió como fecha de lanzamiento el 18 de junio (6/18) para relacionarlo con las dimensiones del avanzado teléfono.

El lanzamiento, realizado en un centro cultural en el norte de Londres, tomó como referencia a Apple y Samsung , que han realizado anuncios de nuevos productos en eventos de alto nivel durante varios años.

Previamente, ha presentado sus dispositivos en eventos comerciales de la industria como el de Barcelona.

Huawei está buscando impulsar las ventas de sus dispositivos de consumo, un sector en el que ha estado presente con su propia marca por unos tres años.

La compañía fue el cuarto mayor fabricante de teléfonos inteligentes en el primer trimestre del 2013, siguiendo los pasos de y de las dos marcas dominantes del mercado Apple y Samsung, según la firma de análisis Gartner.

Las dos principales compañías del rubro vendieron más de 100 millones de unidades en conjunto, mientras que LG vendió 10 millones y Huawei 9 millones, la mayoría en China.

El Ascend P6 opera con la versión personalizada de Huawei del sistema operativo Android de Google.

El analista de la industria Ben Wood de CCS Insight dijo que a un precio adecuado el Ascend P6 podría atraer a compradores que no habían considerado a Huawei antes.

Carolina Milanesi de Gartner dijo que le gustaría ver un diseño más original en lugar de algo que intenta posicionar a la marca como una alternativa a Apple al presentar un diseño similar.