Módulos Temas Día

autómatas 

Hotel japonés despide a cientos de robots que había contratado para atender al público

Directivos de la cadena de hoteles Henn Na, conocidos por llevar a cabo el concepto de un alojamiento atendido por robots, han dispuesto que autómatas no atenderán más a clientes. 

Hotel autómata

La cadena de hoteles "Henn na" fueron reconocidos por el Guiness de los Récords como la primera cadena de hoteles del mundo gestionada casi por completo por robots

La cadena de hoteles "Henn na" fueron reconocidos por el Guiness de los Récords como la primera cadena de hoteles del mundo gestionada casi por completo por robots

Hasta hace poco, Japón conservaba en la prefectura de Nagasaki el primer hotel "robotizado" del mundo. Es decir, un hotel con la particularidad de tener robots como recepcionistas y trabajadores del servicio. Este singular hotel que se llama "Henn na", que en español se traduciría como "extraño", incluso fue incluido en 2016 en el   "Libro Guinness de los Récords" por ser el primer hotel del mundo atendido por robots.

Los dinosaurios recepcionistas, las habitaciones con tachos de basura autómatas se volvieron las insignias de la cadena de hoteles japonesa. Sin embargo, hace poco acaban de anunciar que van a "despedir" a mása más de la mitad de los autómatas de su plantilla: alrededor de 246 robots según el portal web Xataka. 

Según explicaron los dueños del hotel, la decisión se llevó a cabo pues los autómatas son incapaces de responder a la mayoría de las preguntas que les hacen los clientes y no son capaces de cumplir las ordenes de manera correcta.

En un principio, el hotel Henn na contó con 80 robots trabajando de recepcionistas, cargadores de maletas y servicios de limpieza. La reacción positiva del público, atraído por la particularidad del servicio al estilo de un parque temático, hizo que la empresa fuera añadiendo más robots de ese tipo en todo tipo de tareas del hotel. 

Sin embargo, con el pasar de los años, los robots dejaron de ser útiles por obsolescencia. A diferencia de lo que implica una inteligencia artificial como Siri de Apple o Alexa de Amazon, los autómatas se volvieron incapaces de responden a las exigencias de los huéspedes, y terminaban obstruyendo el trabajo más que ofrecerlo de una manera correcta. 

Leer comentarios ( )