Módulos Temas Día

Google rechaza inversión militar para sus robots

El buscador no quiere establecer ninguna relación con el gobierno que pueda ser vista de manera negativa por los usuarios.

Foto: Robot de SHAFT

Las adquisiciones de empresas especializadas en robótica que Google ha estado haciendo en los últimos meses se ha visto afectada por la presencia de la agencia militar DARPA (Defense Advanced Research Projects Agency).

Según el portal de tecnología, The Verge, antes se tenía que recurrir a los militares para poder encontrar a las empresas que se especializaban en robótica, ya que la mayor parte de ellas recibían financiamiento de DARPA, la agencia militar que también se especializa en la "tecnología del futuro".

Sin embargo, esa realidad cambió desde que Google comenzó a comprar diferentes empresas especializadas en hacer partes de robots (piernas, cerebros, ojos, ruedas, etc.) con el propósito de hacer realidad el sueño de construir un robot humanoide.

A pesar de que DARPA y Google X, el laboratorio de Google, tienen mucho en común en cuanto a proyectos tecnológicos, ninguno de ellos se quiere ver "enredado" con el otro.

"Google no está interesado en tomar dinero de DARPA porque sus ambiciones están en el mercado de consumo más lucrativo, y cualquier forma de asociación con DARPA lleva a titulares como, "¿Qué diablos hará Google con estos robots militares de miedo?" DARPA no quiere dar dinero a Google, ya que quiere aprovechar su presupuesto de 2,7 mil millones dólares para financiar las nuevas empresas con escasos recursos, y sus inversiones estarían destinadas a ser las semillas tecnología que, algún día, estas puedan ser compradas por el Pentágono para la defensa nacional", explica The Verge.

A pesar de que cada laboratorio deja en claro que no se quiere ningún nexo entre los dos, las empresas con las que están trabajando los une irremediablemente. Pasa que DARPA tiene un concurso llamado DARPA Robotics Challenge, en donde las empresas especializadas en robótica presentan sus proyectos para poder obtener financiación del gobierno para desarrollar sus propuestas. Boston Dynamics y Schaft son dos empresas que ahora son propiedad de Google pero que, antes de serlo, fueron parte del concurso (y lo siguen siendo) y siguen recibiendo financiación de DARPA.

Como ya se ha visto en las últimas semanas, los líderes de la tecnología han hecho públicas sus reservas con el gobierno norteamericano a raíz de los casos de espionaje que dieron a conocer gracias a Edward Snowden.

Google ha anunciado que las dos empresas mencionadas ya no recibirán financiamiento del gobierno. Sin embargo, el buscador no puede ir en contra del consurso de robótica y tendrá que convivir con DARPA hasta junio del 2015, fecha en la que los contratos de Boston Dynamics y de Schaft con el gobierno, terminan.

Leer comentarios ( )

Ir a portada