Google cumplió esta semana su promesa de cerrar el servicio en España antes de que entre en vigor una ley de propiedad intelectual que obligaría a que las publicaciones españolas recibieran un pago por el contenido incluido en la plataforma, aunque los medios estén dispuestos a ofrecerlo gratis.

La página española de Google Noticias, normalmente llena de contenido agregado de medios, se desvaneció y en su lugar un mensaje indicaba que "lamenta" informar del cierre del servicio, y de que las publicaciones de editores españoles ya no aparecerán en las más de 70 ediciones internacionales de Google News.

La ley española entra en vigor el 1 de enero, y Google señaló que resultaba insostenible mantener el servicio y pagar a los editores porque su popular agregador de noticias no genera ingresos.

La Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE) abogó a favor de la llamada "tasa Google".

Los clientes que usen el motor de búsqueda de Google en y en cualquier parte del mundo podrán hallar los artículos directamente de las publicaciones españolas, porque la ley aplica sólo a los agregadores y no a los individuos que hagan sus propias búsquedas fuera de Google News.

Pero perder el acceso a Google News posiblemente dificulte más a las personas saber qué pasa en España porque tendrán que saber dónde buscar en lugar de que las principales historias lleguen a ellos. Los usuarios en Latinoamérica no verán esas noticias vía Google News. También desaparecerán las versiones en inglés de periódicos españoles como el prominente El País.

La ley no especifica cuánto tendría que pagar Google a las fuentes de las noticias, pero la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE) dijo que la ley española es mucho más estricta que otras leyes similares de otros países debido a que exige pagos "por reproducir incluso los extractos más reducidos de contenido".

Posición de GoogleRichard Gingras, director de Google News, dijo que la decisión de cerrar ese servicio en España fue tomada "con verdadero pesar".

Otro portavoz de Google declinó comentar cuánto tardarían en bloquear contenidos noticiosos españoles en todas las páginas de Google News.

Google News ha irritado a los medios y otras fuentes de noticias que se quejan de que ese servicio viola el derecho a la propiedad intelectual al presentar titulares y noticias recogidos de otros sitios.

Google sostiene que obedece todas las leyes de propiedad intelectual y que a la vez orienta más usuarios a los sitios que presenta en su servicio noticioso. La compañía también permite que las fuentes impidan que determinado material sea incluido en Google News, una opción que pocos sitios escogen porque el servicio de Google es una fuente importante de tráfico para vender avisos.

Después que Alemania revisó sus leyes de propiedad intelectual de modo que permitió pero no obligó a Google News a pagar regalías, Google requirió que los medios dieran consentimiento para resumir sus contenidos, y la mayoría lo hizo.

TAGS RELACIONADOS