Google o Apple, ¿qué tecnológica está condenada al fracaso?

Mientras una empresa encarne un producto, una persona o una idea estará condenada a la muerte; cuando representa un sistema sólido, simplemente no tendrá fecha de vencimiento. ¿Qué ocurrirá con el buscador y la manzana?

US$ 3,200 millones es el monto que pagará Google por Nest Labs Inc, el productor de termostatos inteligentes y alarmas de humo de Tony Fadell -uno de los padres del iPod de Apple-. La noticia provocó que distintos analistas reflexionaran sobre el futuro que les espera a cada tecnológica en función de sus estrategias actuales.

El biógrafo de Steve Jobs, Walter Isaacson, quien apareció en la CNBC el jueves pasado para comentar las noticias más relevantes de la semana (el lanzamiento del iPhone en China Mobile y la compra de Nest por parte de Google), comentó que “la mayor innovación en el mundo de hoy en estos momentos” no proviene de Apple, sino de Google.

Eso no les cayó bien a los seguidores de la firma con sede en Cupertino. Lo que quedó demostrado en el titular de MacDailyNews: “El autor de la descafeinada biografía de Steve Jobs piensa que Google es ‘más innovadora’ que Apple porque compró una empresa de termostatos”.

John Siracusa ofreció el punto de vista más apocalíptico. El verdadero peligro, dijo en el programa Accidental Tech Podcast, viene cuando la información sobre el usuario guardada en los servidores de Google caiga, eventual e inevitablemente, en manos de personas malvadas.

Pero el comentario más reflexivo vino -según Philip Elmer-DeWitt, editor de Fortune-, de un analista de Asymco, Horace Dediu.

Apple siempre es visto por Wall Street como una firma “que disfruta de una prórroga temporal de ejecución”. No existe una “sentencia de muerte contra Google”, señala, como sí existe contra Apple. Nadie piensa que “Google está condenado”.

“Si un ejecutivo de Google renuncia o es despedido no hay pánico entre los inversores. Si se retira un producto no hay duelo. No hay periodistas que busquen premios Pulitzer describiendo el sórdido lado oculto de Google”.

Google, escribe Dediu, es visto como un sistema, dirigido y manejado como un bien público por un benevolente triunvirato (Larry Page, Sergei Brin, Eric Schmidt). Apple también podría ser visto como un sistema pero esa no es la opinión generalizada.

“Debido a que Apple no es un sistema”, concluye Dediu, “es frágil. Es una persona, o una idea, o un producto o un peculiar “conducto” para algo. Es, en definitiva, mortal. El único debate es cuándo morirá y ganas puntos si lo pronosticas más pronto que tarde.

RELACIONADAS

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

Perspectiva ForestalComité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

La Trazabilidad: herramienta de gestión y co...

JuegomaniáticosJuan Pablo Robles

La nueva Motherboard de Gigabyte es el sueño...

Economía para todosCarlos Parodi

Perú vs. Nueva Zelanda

El cine es un espejoRaúl Ortiz Mory

Los Meyerowitz: la familia no se elige

Cultura financieraWalter Eyzaguirre

FINANZAS PERSONALES – MITOS Y VERDADES

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO