Módulos Temas Día

“Gaming House”, una estrategia para triunfar en los deportes electrónicos

Vivir en el lugar de trabajo con otros compañeros se convierte en una gran estrategia e incluso una necesidad para los equipos profesionales de deportes electrónicos que buscan mejorar su rendimiento en las competiciones.

Deportes Electrónicos

(Video: AFP)

Vivir en el lugar de trabajo con otros compañeros: puede que una pesadilla para muchos pero que se convierte en una necesidad para equipos profesionales de e-Sports , para los que una 'Gaming House' supone mejorar su rendimiento y sus resultados.

Desde que Berlín acoge anualmente entre enero y marzo el campeonato de Europa del más célebre videojuego en línea, "League of Legends" ("LoL", para los iniciados en el mismo), varios equipos se instalan allí, haciendo de la capital alemana un epicentro de este concepto tan propio de los deportes electrónicos .

Su principio es simple: crear una mejor dinámica colectiva agrupando en un mismo lugar a jugadores y preparadores de e-Sports, para residir allí y un entrenamiento conjunto y exhaustivo para las competiciones.

Los costes y la fatiga propias de los desplazamientos habituales a los lugares de competencia se disminuyen."Ningún equipo profesional puede privarse de su Gaming House: el tiempo en el que cinco jugadores de un mismo equipo se entrenaban simultáneamente, cada uno desde su propio apartamento repartidos por todo el país o incluso por todo el continente, se han terminado", asegura a la AFP Dennis Hennersdorf, mánager del equipo Vitality de "League of Legends".

¿Cuál es su papel? Asegurarse de que sus 'gamers', hombres entre 20 y 23 años originarios de cinco países, tengan un entorno óptimo, sin que les falte de nada. Su alimentación está confiada a un chef particular.

Los jóvenes prodigios de Vitality, uno de los mejores equipos europeos de "LoL", instalado en la capital alemana desde 2016, comparten espacio con su entrenador y con un analista de video, en un estupendo apartamento de 350 metros cuadrados situado en un barrio elegante de Berlín.

Deportistas
En esta vivienda, que cuenta con tres salas de baño, además de una sala de reunión y de descanso, todos cuentan con habitación individual, cuya puerta está decorado con su imagen manga.

En las paredes hay fotografías que narran los logros del equipo en las competiciones, algo que recuerda constamente la necesidad de victorias para estos 'deportistas' con salarios "comparables a futbolistas profesionales".

La habitación estrella del apartamento es la sala de entrenamiento, con una decena de ordenadores muy potentes, con una conexión de internet de alta velocidad.

A menudo, los 'gamers' están en casa con los pies descalzos o en calcetines. También son frecuentes las camisetas negras con rayas doradas del equipo y pasan al menos ocho horas por día en su sillón ergonómico, decorado también con el escudo del "Team Vitality", una abeja.

Las nueve semanas de competición exigen el respeto de un programa diario rígido: despertarse a las 11h, desayuno colectivo y diversas sesiones de entrenamiento individual y colectivo, acompañadas de 'briefins' tácticos... hasta las 3 de la madrugada.

A ello se añaden ejercicios físicos, la visita regular de un fisioterapeuta y tres sesiones de fitness semanales, para evitar lesiones crónicas en la nuca, la espalda o los dedos. Para la preparación mental, Vitaly cuenta con sesiones de meditación.

Vida sentimental aparcada
Este entorno casi familiar permite al equipo "anticipar y solucionar los problemas en el lugar", estima Hennersdorf.

La contrapartida de este sistema: una ausencia de vida privada, con la prohibición de llevar parejas sentimentales a la 'Gaming House'.

"No controlamos lo que hacen constantemente, pero les pedimos estar concentrados a fondo durante las nueve semanas. Les sugerimos que dejen de lado sus sentimientos", precisa Gabor 'The Minimalist' Fenyvesi, responsable del equipo.

Una situación complicada de gestionar, según la estrella francesa del equipo, Lucas 'Cabochard' Simon-Meslet: "Durante estos meses en Berlín es formidable poder vivir con mis compañeros de equipo, pero a veces es asfixiante estar juntos 24 horas al día, 7 días a la semana, durante meses, sn tener un espacio privado separado".

El modelo tradicional de 'Gaming House', aparecido en Seúl a principios de los 2000, mezclaba lugar de vida y de trabajo, pero está en evolución.

Leer comentarios ( )