Las gafas Oculus Rift han sido bien acogidas por la comunidad de desarrolladores y un pequeño grupo de gamers, que no han podido resistirse a las bondades de la realidad virtual. En efecto, la creciente popularidad de estos dispositivos ha fomentado el desarrollo de espectaculares juegos pensados para esta tecnología.

A pesar ello Oculus Rift solo funciona para ordenadores, de manera que los amantes de las consolas o jamás han podido contar con un dispositivo de esta naturaleza, al menos, no lo harán hasta el 2014.

De acuerdo a las fuentes consultadas por el portal Eurogamer, planea llevar la realidad virtual a su consola de próxima generación. De ese modo, le daría un rotundo golpe a su archirrival: .

Mediante sus propias gafas de VR, la compañía japonesa podría contar con una ventaja competitiva respecto a , aún teniendo en cuenta que la consola de éste posee grandes características de la mano de la tecnología de Kinect.

Las fuentes consultadas por Eurogamer indicaron que las gafas de realidad virtual de Sony funcionarán de manera similar a Oculus Rift. Gracias a ellas, el jugador con solo girar la cabeza podrá ver el asiento de copiloto en el simulador de conducción, creando "una nueva experiencia en PlayStation". Esto ya ha sido experimentado de manera interna con el juego Drive Club.

En tanto, el citado medio detalló que la firma tenía pensado presentar este revolucionario dispositivo en la pasada , pero tuvo que retroceder en sus planes porque los prototipos aún no estaban listos.

Pero las gafas de realidad virtual podrían convertirse en las protagonistas del Tokio Game Show, un evento que se llevará a cabo antes de finalizar este mes. Aún así los aficionados a los videojuegos deberán esperar hasta el 2014 para poder tener este producto en sus manos.