| Hay algunas cosas que ya sabes que por sentido común no debes mencionar por correo electrónico: opiniones políticas, cualquier cosa que pueda considerarse acoso sexual y chismes de la oficina. Pero también hay temas y frases menos obvios que harías bien en evitar, especialmente si quieres verte (y ser) profesional, competente y estar a la altura de tu carga de trabajo. Después de todo, los emails pueden guardarse por mucho tiempo y nunca se sabe lo que podría reaparecer en el futuro.

Esto es lo que los profesionales de recursos humanos dicen que debes evitar a toda costa en tus correos.