Auto volador en Japón.
Auto volador en Japón.

Estaba cercado, y estuvo en el aire durante aproximadamente un minuto, pero voló: un nuevo automóvil volador.

Fabricado por NEC Corp., el vehículo es esencialmente un dron grande con cuatro hélices que puede transportar personas. El fabricante de electrónica japonés mostró la máquina, que voló sin pasajeros, en un barrio a las afueras de Tokio el lunes. Alimentado por una batería, se elevó brevemente a unos 3 metros sobre el suelo antes de tocar tierra nuevamente.

Detrás de la demostración un tanto decepcionante y sin drama se encuentra una ambición mayor: el Gobierno de Japón quiere que el país se convierta en un líder en automóviles voladores después de quedarse atrás con otros avances tecnológicos como los automóviles eléctricos o las plataformas de viajes en vehículos de particulares. La hoja de ruta tecnológica del país establece el envío de productos en automóviles voladores alrededor de 2023 y permitir que las personas viajen en autos voladores por las ciudades para la década de 2030.

"Japón es un país densamente poblado y eso significa que los autos voladores podrían aliviar en gran medida la carga del tráfico por carretera", dijo Kouji Okada, líder del proyecto de NEC. "Nos estamos posicionando como un facilitador para la movilidad aérea, proporcionando datos de ubicación y construyendo infraestructura de comunicaciones para automóviles voladores".

En los últimos años, Japón ha visto surgir una comunidad pequeña y apasionada para autos voladores que cree que Japón tiene la experiencia en ingeniería y el entorno adecuado para fomentar una industria global de autos voladores. Los capitalistas de riesgo en el país establecieron un fondo especializado, conocido como Drone Fund, dedicado a invertir en aviones autónomos en general y negocios de automóviles voladores en concreto.

Aunque la demostración del lunes es una de las primeras por parte de una importante corporación japonesa, NEC no planea producir el automóvil volador en masa, según Okada. Su socio en el proyecto, Cartivator, comenzará a producir en masa la máquina de transporte en 2026, según el cofundador de la startup, Tomohiro Fukuzawa.

Los ingenieros de NEC y Cartivator pasaron aproximadamente un año desarrollando el modelo. Tiene aproximadamente 3,9 metros de largo, 3,7 metros de ancho y 1,3 metros de alto, y pesa alrededor de 150 kilogramos. Se está probando en una gran jaula de 10 por 20 metros, y 2 metros de altura, para asegurarse de que no se sale de control y lesiona a alguien, o cause daños.

Japón no es el único país que persigue la utopía del automóvil volador; Dubái, Singapur y Nueva Zelanda han expresado intenciones similares. Kitty Hawk Corp., del cofundador de Google, Larry Page, también está trabajando en un automóvil volador, al igual que Uber Technologies Inc.

En un futuro, el auto volador de NEC se pondrá en libertad. Cartivator ha recibido un permiso para vuelos al aire libre por parte del Gobierno japonés.