Módulos Temas Día

Sin dejar huella, los limpiadores digitales al rescate de su reputación

Desde personas naturales que han sufrido la venganza de parejas despechadas o compañías que han sido difamadas, los solicitantes de este tipo de servicio son una demanda creciente.

notitle

Una foto de unos atractivos padres acompañados por sus poco agraciados hijos, recorría las redes sociales y con ella se compartía una inusual historia: Una bella mujer había sido demandada por su esposo, ¿el motivo? La fealdad de sus hijos. Según el texto, la fémina había olvidado contarle a su pareja que para lograr su escultural imagen, había pasado varias veces por el quirófano.

La imagen recorrió los diversos muros de Facebook y se hizo un viral. Esto no hubiese pasado de una anécdota, si es que esta repercusión no hubiese arruinado la carrera de la modelo taiwanesa Heidi Yeh, protagonista de la foto.

La señorita había sido contratada para realizar algunas fotografías para un inofensivo anuncio publicitario sobre cirugía plástica. Y aunque inicialmente solo iba a llegar a medios impresos, el poder de la plataforma digital extendió esta información.

No solo la carrera de la modelo fue arruinada, sino que muchas personas cercanas a ellas comenzaron a cuestionar la veracidad de la historia, que, obviamente ella desconocía.

Y es que el poderoso alcance que tiene la plataforma online puede generar muchos beneficios para transmitir lo positivo de usted mismo o de su empresa, pero también puede jugarle en contra. En los casos que parece todo perdido es donde aparecen los limpiadores digitales.

Servicios Según Jhonnattan Arriola, gerente general de Buy, empresa especializada en inbound y content marketing, la función de un limpiador digital o "Cleaner" se basa en poder limpiar la información negativa que sale en la web sobre determinado cliente.

Coincide Mónica Maldonado, digital manager en Pacific Digital, quien explica que también puede ser una agencia digital o consultor independiente que por encargo de una empresa o persona natural trata de mejorar la reputación que estas tienen en diversas plataformas digitales como websites, redes sociales, blogs, foros, etc.

"Las estrategias tienen como objetivo, en primer lugar, detener o minimizar las fuentes generadoras de contenido negativo para luego crear contenidos positivos que puedan desplazar a los anteriores", explica.

Lo que la ejecutiva quiere decir, es similar a lo expuesto por Daniel Guajardo, jefe de analítica web de mentalidad Web, quien explica que muchas veces, este proceso implica eliminar o quitarles protagonismo a algunos contenidos.

"En general nuestro trabajo es que las personas aparezcan en la web, no que desaparezcan, pero igual hemos hecho cosas con algunos clientes con mala imagen, tapando los resultados malos, aunque no desaparecen totalmente".

Perfil del contratanteSegún Arriola, las empresas que tienen mayor exposición a temas de crisis, como petroleras, mineras están entre las que más solicitan estos servicios. En otros casos, las demás empresas de servicios que son expuestas a numerosas quejas y reclamos.

Las personas naturales, tampoco son ajenas. "personajes públicos o políticos, pueden también requerir de este tipo de servicio, en caso se haya soltado una información que atente contra su imagen y esté generando expectativas negativas".

Maldonado precisa que el número de personas naturales que solicitan este tipo de servicio va en aumento y esto se debe a que cada vez más, los espacios privados se hacen públicos por las redes sociales. A esto se debe sumar la libertad de expresión que existe en internet, que le da la posibilidad a cualquier persona de escribir lo que quiera sobre otra.

Sobre datos demográficos no hay estudios que pueden determinar el tema de sexo o edad, sin embargo por mi experiencia la mayoría de personas que solicitan este servicio son hombres entre 40 y 50 años.

La soluciónLa especialista de Pacific Digital explica que la clave se encuentra en la coherencia entre el discurso y la realidad, decir ser una empresa o persona íntegra debe estar acompañado de acciones. Es muy difícil ocultar información hoy en día donde cada vez más los espacios privados están expuestos en internet. Por lo tanto para construir confianza, las empresas y personas deben ser éticas, transparentes y abiertas.

En opinión de Juan Carlos Lujan, profesor de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas, se puede mejorar la reputación desarrollando contenidos y aprovechando los canales existentes. Se entiende que para cumplir aquello hay que contar con un especialista en el desarrollo de contenidos y también con el tema de hosting o nombre de dominio.

Lujan agrega que entre los principales motivos por los que las personas recurren a estos servicios es la preocupación por su reputación. Pánico por aparecer en los primeros resultados del buscador Google con información negativa. "Frente a esto, hay que mantener la calma y comenzar a generar información positiva sobre la persona o empresa. Por suerte, hoy existen diversos canales que pueden ayudar en ese propósito".

Leer comentarios ( )

Ir a portada