(Bloomberg Business).- El salió a la venta el viernes pasado. Que usted pueda entrar a una Apple Store y comprarlo es otra cuestión.

El debut del primer dispositivo nuevo de en cinco años pareció más a un evento del mundo de la moda que a uno del mundo tecnológico. Esta vez, no hubo largas colas de fieles amantes de los aparatos esperando horas y días para comprar el último producto de la compañía de Cupertino, California.

Colette de París, Dover Street Market de Londres e Isetan de Tokio son algunas de las grandes tiendas de alta gama que se sumaron al lanzamiento mundial del Apple Watch, cuyo precio oscila entre los US$ 349 y los US$ 17,000 para la versión de oro.

Esos comercios, más una cantidad no revelada de revendedores autorizados, podrían ser los únicos lugares donde comprar el nuevo reloj inteligente. Los Apple Stores sólo exhibirán el dispositivo, y la compañía exhorta a los clientes a hacer sus pedidos online.

"Es una clásica jugada de la industria de la moda", dijo Howard Feller, socio de MMG Advisors, banco de inversión que se especializa en comercio minorista, joyería y moda, respecto de la puesta en venta del Apple Watch.

"Cada uno de esos lugares es donde se marcan las tendencias, donde se presentan las marcas nuevas y donde van los clientes hipersensibles a las últimas tendencias de la moda en cada temporada. Todo lo del mundo de la moda deriva de allí".

Angela Ahrendts, responsable de ventas minoristas y online de Apple, dio como directiva al personal de ocho países y Hong Kong que envíe a los clientes a su sitio web para comprar el reloj, que tiene una pantalla táctil y funciona conjuntamente con un iPhone para la mensajería, las indicaciones y otras aplicaciones.

En un principio, el Apple Watch no se podrá comprar en los Apple Stores, explicó la ejecutiva en un video que se conoció la semana pasada.

Categoría nueva."El reloj pertenece a una categoría totalmente nueva", le dijo Ahrendts al personal en el video. "Por todas sus opciones distintas, es algo mucho más personal.

Queríamos que el cliente trabajara con ustedes para que pudieran guiarlo, que se tomara el tiempo necesario para comprar el que quisiera y que, al hacer la compra online, pudiéramos darle el mejor servicio y el reloj que más le gustara de manera eficiente".

Los clientes pudieron programar demostraciones del reloj en los Apple Stores a partir del 10 de abril, cuando comenzaron los pedidos anticipados online. El primer lote de entregas empezó el viernes.

Poco después de que Apple comenzó a aceptar las primeras órdenes de compra, el tiempo de envío superó esa fecha y a algunos clientes se les prometió la entrega en cuatro a seis semanas o ya en junio. Otros compradores esta semana recibieron mensajes donde se les informaba que los relojes serían remitidos antes de lo previsto.

El lanzamiento del Apple Watch es parte de una estrategia más amplia para hacer que el dispositivo será más atractivo para el mundo de la moda. Con ese fin, Apple publicó un gran anuncio en el número de marzo de Vogue, exhibió el reloj en Colette durante la semana de la moda de otoño y contrató a un grupo de ejecutivos de la industria de la moda, incluida Ahrendts, ex máxima responsable ejecutiva de Burberry Group Plc.

TAGS RELACIONADOS