Tokio (Reuters).- Los jugadores en Japón, hogar de de esperaron en vano hoy el lanzamiento de su videojuego para dispositivos móviles, entre reportes de medios que dijeron que los desarrolladores habían apretado el freno por temor a que una demanda excesiva pudiera saturar la capacidad del servidor.

Las acciones de Nintendo sufrieron un inusual mal día desde el lanzamiento de , cayendo un 13% a cerca de 27,765 yenes (US$ 261) por la decepción. Aún así, la acción ha ganado un 86% desde su lanzamiento en Estados Unidos a principios de mes, sumando US$ 17,000 millones a su capitalización de mercado.

[ LEA TAMBIÉN: ]

"¿No es Japón el hogar de Pokemon? ¡Les ruego que se apuren!", dijo Toshihide Onchi, un ingeniero en sistemas de 40 años que participó en la prueba de la versión beta del juego.

A última hora del martes, el sitio de noticias tecnológicas TechCrunch y otros medios dijeron que el lanzamiento ocurriría el día siguiente. TechCrunch reportó más tarde una postergación, pero dijo que la salida a uno de los mercados de videojuegos más grandes del mundo era inminente.

Una portavoz de Pokemon Company, que desarrolló el juego junto con Nintendo y Niantic, declinó comentar sobre el reporte, y reiteró que todavía no se ha decidido la fecha de su lanzamiento en Japón. Nintendo desvió cualquier pregunta sobre Pokemon GO a Pokemon Company.

Inversores y analistas están apostando a que el éxito del juego, disponible oficialmente en 35 países, sea transformador para Nintendo. Hasta Pokemon GO, la compañía se había enfocado en consolas, más rentables, y había descuidado los videojuegos.

[ LEA TAMBIÉN: ]

El presidente ejecutivo de Niantic, John Hanke, dijo a Reuters el viernes que los desarrolladores estaban siendo más cautelosos en Japón considerando el nivel de expectativa y el número de jugadores.

"El desafío técnico para nosotros es tener la suficiente capacidad de servidor para manejar el número de usuarios", afirmó.