¿Se imagina manejar desde un el aire acondicionado de su casa antes de llegar a ella? Si hay un incendio, ¿no sería mejor que una alarma se conecte directamente con los bomberos en vez de esperar a que alguien los llame? Tal vez tomar clases por videoconferencia en pantallas HD desde su casa es más cómodo que hacerlo en una computadora, ¿no?

Algunos de estos escenarios sucederán pronto en Sondog, en , la primera ciudad construida para ser "inteligente". Y aunque muchas de sus soluciones suenan atractivas, ninguna de ellas podría ser realmente útil en ningún otro lado. Porque "lo que hace importante el concepto de una es la planificación con lo que ya tenemos hoy".

Esa es la advertencia de Claudio Querol, director de Comunidades Inteligentes de para la región. La clave –explicó– está en usar la tecnología para atender necesidades locales. "Eso no quiere decir que tengo que esperar a tener banda ancha en toda la ciudad para tomar los primeros pasos", señaló en el foro , que se realizó de 10 al 12 de setiembre.

No es 'futurista'"Hay una creencia de que una ciudad digital tiene que ser una del futuro", dijo Querol. Y no se trata de imitar a . "Si bien es cierto que eso es a lo que se quiere llegar, no es la definición", agregó. De hecho, un ejemplo en el Perú sería el , inaugurado en Tacna en mayo, así como el proyecto de la minera Volcan .

Pero y estarían tomando la delantera en Sudamérica. "Sao Paulo 2025: Ciudad Inteligente y Conectada" es el nombre del plan maestro que ya ha equipado de un gran centro de vigilancia para mejorar la . Guayaquil también ha comenzado la implementación de un sistema similar con tecnología provista por Cisco.

Deficiencias"Lo que no tenemos todavía muy formado en el Perú es un concepto de ciudad digital global, que enmarque los pilares de desarrollo de una sociedad –educación, transporte, salud y seguridad ciudadana–, y lo vean como un todo para desarrollar tecnología que promueva el desarrollo socieconómico", indicó Querol. De hecho, Lima aún no cuenta con un .

Dio algunas recomendaciones para iniciar este proceso. "Hay que comparar cómo está Lima en estas áreas de desarrollo versus mejores prácticas a nivel mundial. Hacer un análisis de brechas y ver cuáles son las soluciones basadas en tecnología que nos pueden ayudar a cubrirlas en tres, cinco, diez años. Esta planificación todavía no se ha hecho en Lima", finalizó.