La calidad del servicio brindado por las empresas públicas y/o privadas al ciudadano depende del sistema operativo. El estado de éste último afecta el conjunto de aplicaciones utilizado, así lo argumentó David Tolosana, Sales Consulting Manager para Oracle Perú.

Para ello, es fundamental dirigir los esfuerzos y recursos necesarios en cinco áreas clave para que el llegue a buen puerto.

La modernización de la infraestructura es uno de los pilares fundamentales en este aspecto, dado a que diversas instituciones gubernamentales aún cuentan con sistemas (ya sea hardware o ) antiguos. "Se sigue haciendo mucho desarrollo a la medida, proyectos de alto riesgo, que requieren muchísimo mantenimiento después", manifestó el representante de Oracle Perú, quien mencionó como alternativa de solución la adquisición de sistemas de ingeniería ya integrados.

En esa línea, Tolosana lamentó que –en el sector público- se suela adquirir hardware con componentes independientes, puesto que se tiene como resultado un sistema donde cada componente proviene de distintos niveles de servicios, fabricantes, y de garantías disímiles. Ante ello, un sistema pre-ensamblado puede brindar mejores prestaciones.

Según estimaciones del entrevistado, el ciclo de renovación del hardware para el caso del sector privado es de 3 a 4 años, mientras que dentro del sector público dicho periodo es de 4 a 5 años. Ese año o dos años adicionales propicia a que se pierda un poco de ventaja competitiva, simplemente por no contar con una buena plataforma debido a que se efectuó la adquisición por separado, sustentó.

Ante los procesos manuales aún realizados por varias instituciones del Gobierno, es indispensable la automatización de los procesos como una medida de eficiencia y transparencia. Tolosana subrayó la necesidad de acceder a soluciones para incorporar mejoras en el proceso de trámite documentario y para evitar la falta de acceso a la información incluso por parte de funcionarios públicos.

En tanto, la eficiencia también puede aplicarse en la gestión del talento humano para definir qué funcionarios poseen un rendimiento destacable. Frente a la instauración de una cultura de meritocracia, es fundamental contar con herramientas de medición de desempeño no solamente para premiar a quienes tengan buen un performance, sino –sobretodo- para retener a los mejores talentos.

En ese sentido, David Tolosana explicó la disponibilidad de soluciones en la nube, para así conocer quiénes son las personas clave dentro de una institución y quiénes están preparadas para una eventual sucesión o reemplazo. Adicionalmente, mediante este tipo de soluciones, es posible automatizar y mejorar los .

Otro punto clave es el camino a la nube. A pesar de que las aplicaciones que se pueden trasladar a la son varias, ni una empresa privada ni una institución gubernamental podría llevar toda su operación a dicha plataforma por motivos de regulación, seguridad, performance, entre otros. Es así que la utilización de modelos híbridos se abre paso.

La quinta área fundamental para concretar un Gobierno Electrónico corresponde al servicio al ciudadano. De acuerdo a Tolosana, el ciudadano de hoy en día espera acceder a un portal web que funcione como un verdadero canal de comunicación con el Gobierno para así ser escuchado.

"Lo que el ciudadano quiere es que su interacción con el Gobierno pueda ser electrónica, rápida, sea trazable y traiga un resultado rápido", puntualizó.