El año pasado no es igual al presente año por dos razones fundamentales. Para empezar, hace unos días, el gigante tecnológico puso en venta no uno, sino dos iPhones uno en modelo estándar y otro en versión económica. Pero la demanda de los usuarios respondió de manera inesperada a lo que ofrecía: El modelo más caro parece haber sido el más atractivo.

Los analistas y observadores de la cadena de suministro opinan que la venta del superó ampliamente a la del . Contra todo pronóstico, de todos los países a los que llegaron los nuevos smartphones de la manzana, China lidera las preferencias por la versión más cara.

"Alguien se olvidó de decirle a los chinos que Apple diseñó un dispositivo de bajo costo teniendo en mente el amplio mercado de telefonía móvil que existe en China", ironizó Philip Elmer-Dewitt, de Fortune.

Los fueron distribuidos en Estados Unidos, Australia, Canadá, China, Francia, Alemania, Hong Kong, Japón, Puerto Rico, Singapur y Reino Unido, pero curiosamente fue el mercado chino el que le prestó menos interés al iPhone 5C.

Esto quedó demostrado mediante la reciente encuesta de Localytics. Sus resultados indican que 72 horas después del lanzamiento, el iPhone de mayor precio representa el 78% de las activaciones de todo el mundo, pero 91% en China.

"Una explicación posible" gira en torno al "alboroto que ha causado la incorporación de un iPhone 5S en tono dorado, algo muy atractivo, en particular para los mercados asiáticos", afirma Localytics.

En efecto, el modelo color oro se agotó y las nuevas entregas llegarán antes de octubre. "Agradecemos la paciencia de todos y estamos trabajando duro para fabricar suficientes nuevos iPhones para todos", dijo el presidente ejecutivo de Apple, Tim Cook, en un comunicado de prensa.

Como se observa en el gráfico, Reino Unido se situó en el otro extremo: el 31% de los compradores británicos optaron por el teléfono más barato. Y es que la economía de ese país "sigue en recuperación", señala el informe de Localytics.

"Los subsidios también juegan un papel menos importante en el mercado de la telefonía móvil en el Reino Unido que en los EE.UU., haciendo que el costo inicial de los celulares sean más altos para los consumidores", puntualiza el citado documento.