En circunstancias en que la californiana busca nuevas fuentes de ingresos y se enfrenta al creciente poderío del gigante tecnológico Samsung, sus planes están orientados a instaurar cambios en el negocio de teléfonos inteligentes.

A pesar de que apenas falta un día para develarle al mundo sus dos , uno en versión económica y otro en estándar de acuerdo a fuentes consultadas por el diario WSJ, no se detiene y ya está trabajando en una nueva estrategia.

Mientras la cuenta con una amplia oferta de smartphones de diferentes precios y tamaños, hasta el momento, los de Cupertino no han abandonado las pantallas de 4 pulgadas ni los iPhones de alta gama. Pero esto podría cambiar.

En efecto, personas al tanto subrayaron que la firma se encuentra evaluando la producción de iPhones entre 4.8 y 6 pulgadas, con miras a quitarle el trono a Samsung, que hoy en día lidera el mercado de smartphones.

No obstante, aún no está claro si la norteamericana esté dispuesta a optar por una estrategia de tamaños múltiples, pero fuentes al tanto de las deliberaciones internas de la manzana indican que estaría cada vez más abierta a considerar una oferta diversa para sus teléfonos.

La empresa, que acostumbra hacer una serie de pruebas antes de girar el timón, ya ha estado experimentando con pantallas más grandes, pero estaría interesada especialmente en utilizar una pantalla de 4.8 pulgadas, apuntan varios proveedores consultados sobre el asunto. Cabe aclarar que no se prevé un cambio en los tamaños de las pantallas de los dos iPhones que serán presentados mañana.

Según explica el WSJ en un artículo, si Apple amplía su oferta de iPhones, podría hacerle frente a la expansión de su archirrival Samsung y otros competidores Lenovo Group. La gran oportunidad de la californiana podría estar fuera de los límites de Estados Unidos.

En esa línea, para la compañía liderada por Tim Cook, dado a la enorme cantidad de clientes potenciales: los consumidores del país asiático adquieren, en conjunto, más smartphones que los clientes de Estados Unidos, India, Japón y Reino Unido juntos.

El mercado chino de estos productos crece de manera vertiginosa, pues las ventas se duplicaron con creces en el último año. Para explicarlo en cifras, las ventas de smartphones en Estados Unidos crecieron 36% el año pasado. Sí, es una tasa saludable, pero bastante inferior a la de China.

Cook ya había mencionado en abril de este año que la empresa ve una "oportunidad significativa en China" y ésta podría aprovecharse mediante una amplia oferta de iPhones. Desde hace un tiempo, algunos competidores entre ellos, la surcorena ofrecen numerosos productos de distintos tamaños y precios para llegar a una cantidad más grande de clientes no solo en China, sino también en India.

La cuota global de mercado de Apple cayó a 14% en el segundo trimestre, frente a 19% en el mismo período del año anterior. Un panorama alentador presenta Samsung, su participación creció de 30% a 32% en el mismo periodo indica Gartner. Por tanto, el precio es otro responsable de que el iPhone haya quedado detrás de sus rivales.