La no solo ha dejado pasmados a sus clientes. Su presidente, , anunció Amazon Prime Air, un servicio que contaría con la capacidad necesaria para distribuir productos a través del uso de drones o vehículos aéreos no tripulados (UAV por sus siglas en inglés).

Amazon espera concretar la iniciativa en unos cuatro o cinco años. Por el momento, está esperando la aprobación de la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA). Son varios tests de seguridad antes de que la empresa tenga luz verde para incorporar en su sistema un plan de esa magnitud.

"Podemos realizar operaciones comerciales tan pronto como la regulación necesaria termine […] La FAA está trabajando activamente en normas para vehículos aéreos no tripulados", menciona la empresa desde su sitio oficial.

El propio Bezos señaló que aunque el anuncio "parece de ciencia-ficción, no lo es". En el programa '60 Minutes' de la cadena CBS, estimó que los drones podrían llevar paquetes de hasta dos kilogramos. Precisamente, el 86% de las entregas que hace Amazon tiene ese peso aproximado.

Con el servicio en mención, la empresa busca hacer entregas a domicilio en 30 minutos o menos. "Podría ser en un radio de unos 15 kilómetros desde un centro de despachos", precisó su consejero delegado.

"Un día los vehículos Prime Air serán tan normales como ver camiones de correos en la carretera hoy en día", indica un comunicado difundido por la compañía de e-commerce. Según destacó Jeff Bezos, el futuro uso de drones apunta a cubrir porciones significativas de la población en zonas urbanas, lo que no solo sería práctico sino también ecológico. Queda esperar hasta el 2015.