Módulos Temas Día

Algodón genéticamente modificado podría alimentar a humanos y combatir desnutrición

Si todas las semillas de algodón que se producen actualmente en el mundo se usaran para la nutrición humana, podrían cumplir los requerimientos diarios de proteína de unos 575 millones de personas.

algodón

algodón (Foto: Reuters)

Científicos y especialistas en biotecnología usaron una técnica llamada ARNi para "silenciar" un gen, prácticamente eliminando el gosipol, un tóxico,de la semilla de algodón. (Foto: Reuters)

Reuters

Reguladores estadounidenses despejaron el camino para el cultivo de una planta de algodón genéticamente modificada en que la semilla sea comestible para las personas, y una nueva fuente de alimento repleta de proteínas, algo muy útil sobre todo en los países productores de algodón afectados por la desnutrición.


El Servicio de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal (APHIS) del Departamento de Agricultura estadounidense levantó esta semana la prohibición al cultivo modificado, desarrollado por científicos de la Universidad de Texas. Ahora sólo falta la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA).


El algodón se cultiva en todo el mundo y su fibra se usa para fabricar textiles. La semilla se utiliza entre otras cosas para alimentar al ganado bovino y ovino, que tiene múltiples cámaras estomacales. Pero la semilla común no es apta para que la coman los humanos y muchos otros animales porque tiene altos niveles de gosipol, un químico tóxico.


Con la ayuda financiera de un grupo de la industria del algodón, científicos dirigidos por el especialista en biotecnología de plantas Keerti Rathore usaron una técnica llamada ARNi, o interferencia de ARN, para "silenciar" un gen, prácticamente eliminando el gosipol de la semilla de algodón.


El equipo dejó el gosipol en niveles naturales en el resto de la planta porque la protege contra insectos y enfermedades.


"Para mí, personalmente, sabe parecido al garbanzo y podría usarse para hacer hummus", dijo Rathore sobre la semilla de algodón sin gosipol.


Después de que se extrae el aceite que se puede usar para cocinar, la comida alta en proteínas restante de la nueva planta puede tener muchos usos, destacó Rathore.


Se puede hacer harina para panes, tortillas y otros productos horneados y barras de proteína, y los granos enteros de semillas de algodón, tostados y salados, se pueden consumir como un bocadillo o para crear una pasta de tipo mantequilla de maní, agregó.


Si todas las semillas de algodón que se producen actualmente en el mundo se usaran para la nutrición humana, podrían cumplir los requerimientos diarios de proteína de unos 575 millones de personas, dijo Rathore.


Muchos de los casi 80 países productores de algodón del mundo tienen poblaciones con desnutrición, algo que podría abordarse con la nueva planta.

Leer comentarios ( )

Ir a portada