De los 500 millones de dispositivos móviles de , 300 millones funcionan con el sistema operativo . Lo cual equivale a que el 60% de los referidos equipos ya cuentan con la mencionada versión. La cifra es seis veces mayor a la de Android. La adopción de la última versión del sistema de Google, (4.1 y 4.2), solamente es de 10%, según datos difundidos por iDownLoadBlog.

A pesar de que iOS 6 estuvo disponible tres meses despúes del lanzamiento de Android Jelly Bean (4.1.1), los usuarios de Apple han actualizado con mayor rapidez su sistema operativo móvil.

E incluso el porcentaje de adopción de , lanzado hace menos de una semana, supera casi el doble al registrado por Android Jelly Bean 4.1, disponible desde julio de 2012. Mientras que el 9% de smartphones con Android posee la versión Jelly Bean 4.1; iOS 6.1 llegó al 21,8% de los dispositivos dentro de las primeras 36 horas.

De acuerdo a las propias cifras de , Gingerbread, la versión anterior a Honeycomb es el líder indiscutible dentro del mercado de dispositivos móviles con Android, al tener una cuota de 47,4%.

Según Jason Baptiste, CEO de Onswipe, la rápida absorción de iOS 6 se debe a que Apple ahora permite descargar e instalar el sistema "por aire". Es decir, antes de la llegada de iOS 5 en el 2011, los usuarios de la manzana tenían que conectar su dispositivo iOS a un ordenador para actualizar el software.

Otro de los factores que influye en la baja adopción de la última versión de Android, de acuerdo a la fuente citada por el portal InformationWeek, tiene que ver con que las actualizaciones oficiales de software deben ser aprobadas por el operador de la red inalámbrica.