Caso Odebrecht: Fiscalías de 11 países investigarán coordinadamente escándalo de corrupción

Los fiscales generales de once países buscarán armar equipos multilaterales para investigar la red de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht.

AFP.- Los fiscales generales de once países buscarán armar equipos multilaterales para investigar la red de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht, que reveló un submundo de financiación ilegal de la política en tres continentes.

La escala de los sobornos a funcionarios públicos a cambio de obras y de medidas parlamentarias que orquestó el grupo se extendió por gran parte de América Latina, con ramificaciones en África y Europa, e incluyó un sofisticado esquema de lavado de dinero.

Los procuradores se comprometieron este jueves a “promover la constitución de equipos conjuntos de investigación, bilaterales o multilaterales, que permitan investigaciones coordinadas sobre el caso Odebrecht”, según un comunicado firmado por Brasil, Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, México, Panamá, Portugal, Perú, República Dominicana y Venezuela.

La iniciativa también incluye a la Operación Lava Jato (lavadero de autos), que investiga un fraude transnacional que drenó ilegalmente más de 2.000 millones de dólares a la petrolera estatal brasileña Petrobras y permitió revelar el caso Odebrecht.

Al cabo de la primera de las dos jornadas de una cumbre realizada con gran hermetismo y sin acceso de la prensa, los procuradores dijeron que buscarán “insistir en la recuperación de activos y la reparación integral de los daños causados por los ilícitos, incluyendo el pago de multas, según la legislación de cada país”.

La investigación sobre la maquinaria de pagos de Odebrecht, un pulpo con múltiples negocios que facturó casi 40.000 millones de dólares en 2015 -su último balance-, está bajo secreto de sumario. Además, la firma y la justicia acordaron una cláusula de reserva de seis meses, hasta el 1 de junio de 2017.

“Brasil ha recibido varios requerimientos de cooperación jurídica internacional relacionados al caso Odebrecht, pero está obligado a cumplir sus leyes internas y a respetar el plazo acordado, sin perjuicio de que los países den continuidad a las investigaciones que ya han acordado”, señaló el texto divulgado entrada la noche.

A solicitud de Odebrecht, los fiscales aceptaron escuchar una exposición de los abogados de la constructora sobre los planes de cooperación que tienen con los ministerios públicos de la región para ayudar “a dilucidar todos los hechos ilícitos vinculados con su actuación”.

Un caso histórico
Las prácticas de la constructora fundada en Bahia (nordeste) en los años 40 le valieron a Odebrecht S.A. y a su filial petroquímica Braskem una multa de US$ 4,500 millones, en un caso que abarcó a las justicias de Brasil, Suiza y Estados Unidos.

El grupo indicó que tiene capacidad para pagar hasta US$ 2,600 millones, que sumados a la penalidad de unos US$ 900 millones de su petroquímica Braskem, totalizarían US$ 3,500 millones, una de las mayores multas de la historia.

Tras resistir casi dos años, el peso de las evidencias en su contra llevó a la firma a acordar con la justicia que 77 de sus ejecutivos confesasen sus delitos a cambio de una reducción de sus penas, incluido su expresidente Marcelo Odebrecht, condenado a más de 19 años de reclusión en Brasil.

Las primeras filtraciones revelaron profusas menciones al presidente Michel Temer. Y aunque las llamadas ‘delaciones premiadas’ no constituyen pruebas hasta que sean corroboradas en un juicio, su inminente desclasificación es una bomba de tiempo para Brasil y buena parte de la región.

En Perú, Odebrecht admitió haber pagado US$ 29 millones para ganar contratos entre 2005-2014, período que comprende los gobiernos de Alejandro Toledo, sobre quien ya pesa un pedido de captura, Alan García y Ollanta Humala.

Este jueves, García (2006-2011) fue interrogado en calidad de testigo de una causa que investiga un gasoducto concesionado a Odebrecht en el sur del país.

Pero la procuradora Katherine Ampuero, dedicada al caso, dijo que el exmandatario podría pasar a engrosar la lista de investigados por otra licitación ganada por la empresa brasileña.

“A mí no me metan en la pandilla de los expresidentes”, advirtió García en una entrevista radial.

En otra semana caliente para el escándalo que sacude la región, el mandatario colombiano Juan Manuel Santos criticó los señalamientos sobre supuestos pagos de Odebrecht a su campaña en 2014.

Último ganador del Premio Nobel de la Paz, Santos dijo el miércoles que confiaba en un rápido esclarecimiento del caso, porque el daño que le había infligido había dado “la vuelta al mundo”.

Ese mismo día, la justicia de Venezuela congeló las cuentas bancarias y los activos de Odebrecht en el país, 24 horas después de que la Interpol acogiera un pedido de Panamá para detener a los hijos del expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014), acusados de cobrar sobornos de la firma brasileña.

ÚLTIMA HORA ver todas

BLOGS ver todos

El Vino de la Semana

El Lado B: #ChivasPopUp

Misión VerdeL+1

Más azul que verde

Diálogo a fondoFondo Monetario Internacional

América Latina y el Caribe: Continúa la rec...

JuegomaniáticosJuan Pablo Robles

Las interesantes cifras de HP. Inc. contra la...

Reglas de JuegoPIERINO STUCCHI

Contribuciones para fortalecer el rol de la S...

PREGUNTA
DEL DÍA

WALL STREET VER TODOS

Será noticia

JOSÉ ANTONIO MONTENEGRO