Módulos Temas Día

El síndrome visual informático avanza paso a paso, ¿cómo sobrellevarlo o evitarlo?

Muchas personas presentan ojos cansados , enrojecidos, sensación de arenilla, lagrimeos y hasta visión borrosa por las largas horas de trabajo frente a un monitor.

Síndrome Visual Informático

El uso continuo de dispositivos electrónicos trae como consecuencia el Síndrome Visual Informático. (Foto: Difusión)

El uso continuo de dispositivos electrónicos trae como consecuencia el Síndrome Visual Informático. (Foto: Difusión)

(Foto: Difusión)

Actualmente la tecnología nos acompaña en todas nuestras actividades diarias y ya no se puede imaginar un mundo sin el uso de computadoras, tablets o celulares ; y en un escenario donde los niños los utilizan cada vez más desde temprana edad.

Elisa Yagui, médico cirujano de Oftalmosalud, indicó que el uso continuo de dispositivos electrónicos trae como consecuencia el Síndrome Visual Informático , que es un problema que se va incrementando día a día y es una de las consultas más comunes en la oftalmología.

Detalló que existen muchas recomendaciones difundidas actualmente para sobrellevar este síndrome o evitarlo, y es que muchas personas presentan ojos cansados, enrojecidos, sensación de arenilla, lagrimeos y hasta visión borrosa por las largas horas de trabajo frente a un monitor.

La especialista recordó que la radiación ultravioleta ha demostrado ser causante de diversas patologías oculares como Pterigión (carnosidades), degeneraciones maculares, cataratas y hasta cáncer en los párpados.

“Con intención de determinar si las radiaciones ionizantes y no ionizantes que emiten las computadoras puedan ocasionar también un daño en nuestros ojos, se han realizado diversos estudios a nivel mundial al respecto pero hasta la fecha hay muchas controversias y nada concluyente; sin embargo existen ya y muchos recomiendan el uso de filtros sobre las pantallas de protectores de retina, antirreflejos y polos a tierra”, comentó.

Sin embargo, advirtió que la cantidad de luz que incide en el ojo con el uso de smartphones es siete veces mayor que con el uso de ordenadores.

“El daño es mayor en los niños, ya que reciben tres veces más luz de longitud de onda corta ya que miran a distancias más cercanas. Muchos estudios ya corroboran el incremento de la miopía a más temprana edad por el estímulo visual cercano”, anotó.

En ese sentido, consideró importante la revisión oftalmológica periódica y desde el nacimiento inclusive para detectar patologías o errores refractivos que alteren la visión.

“Se debe determinar si se requiere el uso de lentes correctores para corregir los diferentes defectos visuales existentes”, añadió.

Explicó que el “síndrome de ojo seco” es muy común y es la principal causa de molestias oculares frente a un monitor, especialmente si el uso es muy prolongado y si además existen factores ambientales como aire acondicionado o ventiladores cerca al rostro.

“Es aconsejable utilizar lágrimas naturales para humectar la córnea si existen molestias de sequedad”, mencionó.

También dijo que es recomendable parpadear frecuentemente al estar frente a un monitor, ya que su frecuencia disminuye inconscientemente de 12 veces por minuto que es el promedio normal a menos de 5 veces al leer en una computadora.

“La pantalla debe ubicarse debajo de la altura de nuestros ojos para permitir que los párpados cubran una mayor superficie ocular y disminuya la exposición de la córnea. Cerrar los ojos unos 20 segundos cada 30 minutos y enfocar objetos lejanos en forma alternada es muy aconsejable para evitar la sequedad de la superficie ocular y el cansancio visual”, insistió.

Asimismo, refirió que La distancia recomendada frente a la PC es de unos 35 a 50 centímetros y además se deben evitar reflejos de luz en la pantalla.

“Para ello la iluminación debería llegar por los costados de los monitores, es decir deberían estar colocados perpendiculares a las ventanas u otras fuentes de luz y nunca se deberían utilizar computadoras o smartphones en ambientes oscuros”, finalizó.

Leer comentarios ( )

Ir a portada