En conferencia de prensa, los representantes del 'No' a la revocatoria llevaron a la alcaldesa de Lima, , a un estrado. Ahí, ella señaló que si los resultados del 17 marzo favorecen al 'Sí', "la falta de una autoridad legítima se arrastrará durante dos años" y las inversiones quedarán en suspenso.

"Si prospera este golpe contra la , Lima amanecerá con un regidor como alcalde que nadie eligió para ese cargo y que conducirá durante varios meses hasta que nuevas elecciones elijan a una nueva gestión municipal, que estará en gestiones durante un año. Y luego habrá otras elecciones", indicó.

A diez días para la primera consulta popular en Lima, que definirá la permanencia de Villarán en el sillón municipal, la alcaldesa dijo que ella no trata de negar las insuficiencias, errores y problemas de su gestión. "Los reconozco y me esfuerzo día a día en corregirlos y aprender de ellos", agregó.

Sin embargo, llamó la atención sobre los que iniciaron la . "Los que se quieren traer abajo el gobierno municipal solo utilizan estos problemas para aprovecharse de la frustración de algunos sectores de la población con el fin de satisfacer sus intereses particulares", advirtió.