Módulos Temas Día

Con viento a favor, Piñera cumple sus tres primeros meses al frente de Chile

El mandatario chileno mide mucho más sus palabras. Se le ve más sereno y reflexivo, con una posición política mucho menos conservadora y más tolerante.

Chile dice que Canadá "prácticamente confirmó" su intención de unirse a la Alianza del Pacífico

"Que Canadá quiera sumarse, y luego más países, muestra la potencia que tiene la Alianza del Pacífico", dijo el presidente de Chile Sebastián Piñera.

(Foto:USI)

El conservador Sebastián Piñera cumple el lunes los tres primeros meses de gobierno de su segundo mandato, cometiendo muchos menos errores que en el pasado y dando muestra, según analistas, de una mayor flexibilidad política.

Sin la ansiedad del arranque de su primer gobierno (2010-2014), cuando se impuso a sí mismo y a sus colaboradores una agenda 24/7, el Piñera que asumió el 11 de marzo ya no protagoniza de cuatro a cinco actividades diarias y ha cedido protagonismo.

El mandatario mide mucho más sus palabras. Se le ve más sereno y reflexivo, con una posición política mucho menos conservadora y más tolerante.

"Este es un presidente que aprendió de su primer gobierno; aprendió que éste es un país que ya no está para el blanco y el negro y aprendió también a tener un ejercicio más flexible de la política", dice a la AFP la politóloga de la Universidad de Santiago Lucía Dammert.

Pero su carácter lo sigue traicionando. "Tan linda que se ve y tan dura que es", le dijo a la presidenta de la Cámara de Diputados, Maya Fernández -nieta del derrocado mandatario socialista Salvador Allende (1970-1973)- al finalizar hace una semana su primera cuenta pública ante el pleno del Congreso.

En medio de una renovada ola feminista que desde hace semanas vive el país, su breve comentario borró de un plumazo las buenas intenciones expresadas en la agenda de género de 12 puntos propuesta para hacer frente al extendido reclamo de las mujeres.

El fallido nombramiento de su hermano Pablo como embajador en Argentina, del que tuvo que desistir ante las acusaciones de nepotismo, es otro de los errores no forzados que marcaron el arranque de su segundo gobierno.

Con todo, Piñera tiene razones para celebrar en estos primeros 90 días. Su popularidad alcanza el 50%, algo inédito hoy por hoy en América Latina.

"Han sido tres meses positivos para el gobierno", dice a la AFP el analista político de la Universidad de Talca Mauricio Morales.

Economía en alza
De la mano del incremento en el precio internacional del cobre -del que Chile es su principal productor- y el repunte de las inversiones después de años de estancamiento, la economía chilena -según estimaciones- más que duplicaría este año su crecimiento, para expandirse en torno al 4%.

Si bien el repunte comenzó al final del gobierno de la socialista Michelle Bachelet, el panorama económico se avizora más que auspicioso para todo el gobierno Piñera, con una inflación que ronda el 2% y una tasa de desempleo anclada hace meses en torno a 6.5%.

A nivel político, Piñera ha sido capaz de extender sus apoyos hacia el centro y avanzar en una agenda de acuerdos y consensos, en temas como la infancia y seguridad, donde invitó incluso a participar a representantes del izquierdista Frente Amplio.

Ante temas como la adopción, el mandatario ha mostrado más apertura que su sector político, al no excluir de plano la adopción homosexual en un proyecto que modifica la ley actual y mostrarse a favor de una legislación de identidad de género que incluya a menores.

"Quedar en la historia como el líder de una 'derecha cavernaria' (concepto acuñado por el premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa) no es su intención claramente", dice Dammert.

Prueba de este renovado impulso es la forma en la que ha enfrentado las demandas feministas. "A diferencia del 2011, con el levantamiento del movimiento estudiantil, las demandas feministas se han transformado en una causa nacional en que la que el gobierno ha jugado un rol protagónico", asegura Morales.

Una oposición casi inexistente -devastada tras la contundente derrota electoral de diciembre- y una sólida coalición oficialista han ayudado también a Piñera en estos tres meses. "El gobierno se luce más porque hoy día es también un actor mucho más solitario", concluye Dammert

Tags Relacionados:

Sebastián Piñera

Chile

Leer comentarios ( )