Caracas, Venezuela (AP).- El excandidato presidencial venezolano comenzó a emitir un programa televisivo por Internet con el propósito de sortear la presunta censura por parte del gobierno sobre los medios, denunciada por los opositores.

Capriles anunció que el programa "Venezuela somos todos" se emitirá los martes a través del sitio en Internet " ".

Adujo que se busca esquivar "la dificultad que tenemos de poder comunicarnos en vivo con todos los venezolanos, poder trasmitir información, en tiempo real".

El también gobernador del estado de Miranda ha dicho que los nuevos dueños de están vinculados al oficialismo y que ordenaron limitar sus presentaciones en vivo en la televisora. Los propietarios de la televisora, que por años fue el único canal crítico del gobierno, han rechazado esos señalamientos.

"Es importante que nuestra voz se oiga en otros países y la situación en Venezuela", indicó Capriles, y anunció que enviará una carta al papa Francisco, para que "conozca bien la realidad de nuestro país". Añadió que posteriormente le solicitará una entrevista.

Capriles afirmó que la reciente compra de Globovisión y de otros medios privados del país sería parte de un para "invisibilizar" a la oposición

El líder opositor habló en el nuevo programa, donde estuvo acompañado de varios periodistas y respondió pregunta enviadas por seguidores a través de las redes sociales.

El líder opositor impugnó en el Tribunal Supremo de Justicia los comicios de abril ganados por , por considerar que hubo fraude y solicitó la repetición de la consulta.

El Consejo Nacional Electoral completó una auditoría de los resultados de la elección presidencial y anunció que no se detectó ninguna irregularidad.

La presidenta del Consejo, Tibisay Lucena, expresó el martes que se registró una coincidencia de 99.98% entre los votos emitidos y transmitidos, demostrando que "el sistema electoral es transparente, robusto e inviolable y refleja de manera precisa la voluntad del elector y electora expresada".

La auditoría se llevó a cabo sin la presencia de la oposición que pidió la auditoría y que luego rechazó participar en la revisión alegando que no fueron incluidos todos los elementos de verificación del proceso que permitirían demostrar la pulcritud de las elecciones, entre ellos el cuaderno de votación, donde queda asentada la huella y firma de las personas que votaron.

"El cuaderno de votación no es objeto de revisión en la auditoría de verificación ciudadana en ninguna de sus fases, porque así lo establece la ley. La verificación comprende, como hemos dicho, la revisión de los comprobantes de votación con relación con los datos contenidos exclusivamente con los datos de escrutinio de la mesa electoral auditada", indicó Lucena.

Destacó que en los casos donde se registraron inconsistencias se certificó que fueron debidamente justificadas en las actas levantadas por los miembros de Mesa, que incluyeron testigos de los distintos partidos políticos.