Ciudad del Vaticano (Reuters).- Los cardenales mantuvieron sus últimas discusiones sobre el atribulado estado de la Iglesia Católica Romana el lunes, el día previo a que se recluyan para elegir un nuevo pontífice, sin ningún favorito a la vista.

Sorprendidos por la renuncia del el mes pasado, los cardenales se han reunido varias veces la semana pasada para esbozar las cualidades necesarias de una persona que enfrente el enorme desafío de liderar una Iglesia plagada de escándalos.

"Las expectativas sobre el nuevo Papa y su perfil fueron el tema recurrente en las intervenciones de los cardenales esta mañana", dijo el sacerdote Tom Rosica, portavoz del Vaticano para medios de habla inglesa.

Analistas del Vaticano dicen que el italiano y el brasileño son los favoritos al cargo, pero una serie de otros candidatos de otros lugares del mundo también han sido mencionados, lo que ha dejado abierto el resultado final.

"La última vez hubo un hombre con estatura, tres o cuatro veces más que cualquier otro cardenal", declaró a periodistas el cardenal francés Philippe Barbarin, en referencia a la elección de en apenas 24 horas en el 2005.

"Esta vez no es el caso. Por consiguiente, la elección debe hacerse entre uno, dos, tres (…) una decena de candidatos. Aún no sabemos nada. Tendremos que esperar a los resultados de la primera votación", agregó.

Los 115 cardenales electores de 48 países ingresarán a la a las 1530 GMT del martes y realizarán una votación inicial poco después.

Nadie en la era moderna ha obtenido la mayoría de dos tercios en la primera elección. Los cardenales realizarán hasta cuatro votaciones diarias a partir de allí dos a la mañana y dos a la tarde hasta que elijan el nuevo pontífice.

La extensión promedio de los últimos nueve cónclaves fue de aproximadamente tres días y ninguno de ellos tardó más de cinco.

"Hay una dinámica que se produce cuando ellos están en la Capilla Sixtina. La primera votación es como que esboza los nombres. Tendremos un Papa para el final de la semana", sostuvo el padre Rosica.