Módulos Temas Día

UE acuerda creación de un sistema de control de viajeros exentos de visado

Tras el acuerdo político logrado por los ministros del Interior de la UE en Luxemburgo, el dispositivo se estudiará en el Parlamento Europeo. La Comisión Europea, que lanzó esta iniciativa, espera que esté operativa a partir del 2020.

notitle

(AFP) Los países miembros de la Unión Europea (UE) cerraron un acuerdo para instaurar un control previo a los viajeros de países terceros exentos de visados que deseen entrar en el territorio europeo.

Con este sistema automatizado, denominado ETIAS e inspirado en el formulario ESTA, un dispositivo en vigor en Estados Unidos, la UE aspira a proteger mejor sus fronteras exteriores detectando antes de su salida hacia Europa a algunos individuos potencialmente peligrosos.

Tras el acuerdo político logrado por los ministros del Interior de la UE en Luxemburgo, el dispositivo se estudiará en el Parlamento Europeo. La Comisión, que lanzó esta iniciativa, espera que esté operativa a partir del 2020.

"ETIAS nos ayudará a mejorar nuestra seguridad y a proteger a nuestros ciudadanos", declaró en un comunicado la presidencia maltesa del Consejo de la Unión Europea, la instancia que reúne a los Estados miembros.

"Nos permitirá controlar de antemano las entradas en la UE y afrontar mejor los problemas que podrían presentar las personas que acudan para cometer actos en banda organizada o de terrorismo", dijo ante la prensa el ministro francés del Interior, Gérard Collomb.

Con ETIAS, los viajeros que no necesiten visados para realizar estancias cortas en la UE, entre ellos los ciudadanos de Estados Unidos, Albania, Brasil, Israel o Emiratos Árabes Unidos, deberán obtener una autorización previa a su salida rellenando una solicitud en internet.

Los candidatos deberán pagar un precio de cinco euros para pedir dicho permiso. Una vez obtenido, este será válido durante un periodo de tres años, en virtud del acuerdo cerrado por los ministros europeos.

El objetivo es comparar las informaciones proporcionadas por cada ciudadano con las de distintas bases de datos europeas para identificar, antes de su salida, a las personas que presenten "un riesgo de migración irregular o de seguridad".

El sistema también aspira a reducir los casos en los que la entrada a la UE se niega en la frontera, aunque los guardias fronterizos nacionales seguirán teniendo prioridad a la hora de decidir si aceptan o rechazan la entrada de un viajero exento de visado.

Leer comentarios ( )