El presidente Ollanta Humala recibió en Palacio de Gobierno a las autoridades de la región Junín para tratar el asunto de la empresa Doe Run, la cual está en un en marcha debido a que sus propietarios no pudieron sustentar un proceso de reestructuración ante sus acreedores.

Los que pidieron participar en la reunión fueron los trabajadores, pero no se les permitió el ingreso. "Lo que sentimos es una burla porque, a través del presidente regional (Vladimir Cerrón), nos han hecho llegar un oficio indicando que sí estamos citados", afirmó el secretario general de la Federación Nacional de Trabajadores Mineros Metalúrgicos y Siderúrgicos del Perú, Luis Castillo.

Incluso, los alcaldes de Tarma, Yauli y amenazaron con no participar en la reunión con el jefe de Estado si no ingresaban los representantes de los obreros.

"Es necesario que los trabajadores y sus representantes estén en esta reunión, porque finalmente el tema de Doe Run es un tema de los trabajadores y también es un problema de la región, la que se ve afectada económicamente con esta crisis que se ha desatado en los últimos años", afirmó el burgomaestre de Tarma, Luis Morales.

Además de Humala Tasso, también participaron en la reunión el primer ministro, Óscar Valdés, y los ministros de Trabajo, José Villena; de Ambiente, Manuel Pulgar-Vidal; y de Energía y Minas, Jorge Merino, además del presidente regional de Junín y los alcaldes de dicho departamento.