El miembro del Tribunal Eclesiástico del Arzobispado de Lima, Luis Gaspar, argumentó que los alumnos de la (PUCP) todavía pueden recibir sus títulos profesionales de la Nación con los nombres "Pontificia" y "Católica", pues todavía no se aplica ; sin embargo, advirtió que "corren el riesgo" de ser revertidos si al término del proceso la Santa Sede tiene la razón.

Ello tras el comunicado de la PUCP publicado en la víspera, en el que "deplora" la decisión del Vaticano de retirarle los títulos de "Pontificia" y "Católica". El también experto en derecho canónico sostuvo que esa "rebeldía" de la casa de estudios daría paso a un problema de Estados; es decir, una controversia entre el Vaticano y el Perú.

Y, mientras dure ese proceso, se pueden seguir otorgando títulos a los alumnos, pero esos mismos "corren el riesgo en cuanto siga el proceso ya en el tribunal peruano o eclesiástico de que esas sentencias obliguen a que se cumpla", entonces esos títulos podrían ser devueltos o canjeados por otro nombre que se escoja para la universidad.

Además, Gaspar recordó que entre el Vaticano y el Perú existe un acuerdo internacional, bajo el amparo del Concordato de 1980, que "está por encima de toda ley nacional".

Asimismo, se preguntó a qué se refiere la PUCP cuando en su comunicado dice que "deplora" la decisión del Vaticano: "¿Pero deplora al Santo Padre? Es mi pregunta, porque es él quien da este mandato. Deplorar al Santo Padre es como llamar a la desobediencia a una indicación de la más alta autoridad eclesial".