Desde 1996 al 2013, el (TC) ha recibido 9,919 hábeas corpus. De dicho número, el organismo respondió 9,576. En el mismo periodo se han presentado 51,602 acciones de amparo, de las cuales 49,784 han contado con respuesta del tribunal.

Ahora, solo en el 2012 el TC recibió 909 hábeas corpus y 3,748 acciones de amparo. Resolvió 755 y 2,847, respectivamente.

Al respecto, el presidente del TC, Ernesto Álvarez, señaló a Gestión que el 80% son presentados por personas naturales y el 20% por empresas. La mayor carga numérica es la previsional (pensiones) y la laboral.

"Hay muchas empresas que recurren al amparo para alargar el proceso judicial, evitando que el encuentre una respuesta jurídica al conflicto. Normalmente lo que hace el tribunal es declarar improcedente, pero para el litigante representa un costo alto no solo de dinero sino de tiempo".

Reforma Álvarez Miranda sostuvo, en diálogo con Andina, que el Congreso debe reformar el Código Procesal Constitucional para que los hábeas corpus y las acciones de amparo sean resueltos en última instancia en el Poder Judicial.

Mediante esa modificación, el Tribunal vería disminuida su carga procesal y solo se abocaría a la resolución de demandas de inconstitucionalidad, señaló .

Explicó que tanto el amparo como el hábeas corpus son instrumentos de carácter "extraordinario y de urgencia", pero en la práctica dejaron esa condición y se interponen en gran número al Tribunal.