En el Perú se pierden cuatro quintas partes de agua en el océano Pácifico y el Atlántico, y de la quinta parte que aprovechamos el 80% se destina a la agricultura y el 2% a la minería, sostuvo , presidente de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE).

"Hay que juntar esfuerzos y hay que trabajar sobre esto para resolver este tipo de problemas y no generar mitos alrededor de este recurso o pisarnos los talones como si fuéramos enemigos entre peruanos", exhortó.

Ello en relación con los problemas suscitados en el , que plantea reemplazar cuatro lagunas de escaso aporte hídrico, según el peritaje internacional, por reservorios artificiales.

"En lugar de estar poniéndonos cabe entre nosotros, lo ideal sería cómo hacer para guardar, almacenar y reservar esa agua para que todas las actividades productivas en el país tengan el recurso suficiente", dijo en la clausura del .

Es así que planteó un objetivo: "Imagínense ustedes si lográramos captar la mitad de lo que se pierde, cuánto de recurso disponible tendríamos para todas las actividades".

Asimismo, narró que el Estado estuvo ausente en el país, y "las relaciones de las comunidades con las empresas en un proyecto u operación eran las únicas que primaban".

De ahí que "al final las comunidades entendieran que esa empresa venía a ser el Estado y de tal forma los requirimientos eran cada vez más crecientes para atender infraestructura, educación, salud, etc".