Módulos Temas Día

Sepúlveda: pago de US$4 millones a First Capital por Rutas de Lima no figura en lista

El empresario chileno Gerardo Sepúlveda, exsocio de PPK, señaló que no le reportaba de sus actividades profesionales a Pedro Pablo Kuczynski, "solo hablamos de temas coloquiales, nada de negocios".

Gerardo Sepúlveda sería citado por Congreso peruano en Chile.

Gerardo Sepúlveda sería citado por Congreso peruano en Chile.

Gerardo Sepúlveda.

El empresario chileno Gerardo Sepúlveda , exempleado y exsocio del presidente Pedro Pablo Kuczynski, a quien se lo relaciona por los negocios que tuvo con la empresa Odebrecht cuando PPK era ministro y premier de Alejandro Toledo, dijo que el pago de US$4 millones a First Capital por Rutas de Lima no aparece en lista.

Esa afirmación durante el extenso interrogatorio de 105 preguntas al que fue sometido el lunes pasado en Santiago de Chile por el fiscal anticorrupción peruano que investiga el caso Lava Jato.

“Yo no le reportaba de mis actividades profesionales a Pedro Pablo Kuczynski, sólo hablamos de temas coloquiales, nada de negocios. Así era, por el concepto de la muralla china”, fue lo que dijo Sepúlveda a los fiscales peruanos en Chile el pasado 5 de marzo.

Cuarto Poder obtuvo, por fuentes en Lima y Santiago, acceso a parte de la extensa declaración de Gerardo Sepúlveda, quien entre los años 2003 y 2011 hizo negocios en el Perú con las empresas Westfield Capital , de propiedad íntegra de Kuczynski, y First Capital, del empresario chileno.

“La empresa Latin American Enterprise Fund Managers (LAEFM) hizo asesorías financieras y por ello recibía honorarios; ello funcionó así hasta el año 2005. En el 2006 retorné a Chile y potencié mi empresa, First Capital”, continuó Sepúlveda.

Este es un dato interesante porque Sepúlveda fundó First Capital en el 2001, y siempre ha señalado que desde entonces se independizó de PPK. Pero según le dijo esta semana a la Fiscalía, los negocios con Latin American Enterprise Fund Managers, la empresa matriz de todas las empresas de Kuczynski, que funcionan en el mismo edificio de la avenida Coconut Grove, en Miami, Florida, estuvieron vigentes hasta el 2005, es decir, cuando ya se habían suscrito los contratos de asesoría con el consorcio TGP, para el proyecto Gas de Camisea, en el 2003, y con Odebrecht, para el proyecto Trasvase Olmos en el 2004.

En abril del 2005 Odebrecht y Westfield Capital , la empresa de Kuczynski, suscribieron un contrato de evaluación financiera para el proyecto de la carretera IIRSA Norte. En su declaración, Sepúlveda ha ratificado que Westfield Capital es, cien por ciento, propiedad de Pedro Pablo Kuczynski, y que él percibió honorarios de dicha empresa por las asesorías realizadas.

“Las acciones totales de Westfield Capital le pertenecen a Pedro Pablo, él era el dueño. Los dos potenciábamos la marca. Yo celebré contratos como representante, entre el 2004 y 2005. Percibía honorarios de los ingresos por las asesorías, pero el resto de las ganancias quedaba en Westfield. Quien me pagaba era Westfield”, dijo.

Según Cuarto Poder, Sepúlveda ofreció más detalle sobre la distribución de las ganancias de Westfield Capital en los tiempos en que suscribía contratos con Odebrecht para asesorar proyectos peruanos.

“En el caso de la asesoría a IIRSA Sur, percibía el 50% de los ingresos. Westfield me pagaba con un cheque firmado por Denise Hernández. El resto del dinero se quedaba en Westfield”, indicó Sepúlveda a los fiscales peruanos.

Si el resto de las ganancias se quedaba en Westfield, como indica Sepúlveda, entonces, ¿Kuczynski percibió parte de los ingresos percibidos por las consultorías a los proyectos Olmos, Interoceánica Sur e IIRSA Norte entre otros? Este tema no ha sido aún esclarecido, y es clave si se quiere establecer responsabilidades en el presidente de la República.

No obstante, Sepúlveda reiteró la tesis de defensa de Kuczynski, la de la llamada “muralla china” que existió entre ambos para no tratar, menos hablar, sobre los negocios de Westfield Capital y First Capital en el Perú.

Según el orden cronológico de los proyectos y las obras que se ejecutaron en el país y en los que estuvo involucrada la asesoría de las empresas de Kuczynski y de Sepúlveda, las declaraciones del empresario financiero chileno continúan así:

Año 2003: se firma contrato de asesoría entre el consorcio Transportadora de Gas del Perú, TGP, de un lado, y del otro, Westfield Capital, el Banco de Crédito y Apoyo Consultoría. El consorcio TGP reunía, entre otras, a las empresas Hunt Oil y Techint, a las cuales estaba de algún modo vinculado PPK.

Westfield, de PPK, asesoró a este consorcio, junto con el BCP y Apoyo, para obtener fondos en la banca para financiar la etapa de explotación del gas de Camisea. El contrato para esta asesoría fue revelado por Cuarto Poder el 20 de enero pasado. ¿Qué le dijo a la Fiscalía Gerardo Sepúlveda?.

“Pedro Pablo participó al inicio del contrato entre Westfield y TGP, cuando aún no era funcionario público. No participó en la ejecución del contrato. Él se contactó con las empresas Hunt Oil y Techint. Los honorarios de éxito de Westfield fueron de US$ 650,000. Como Pedro Pablo gestionó el contrato, me pareció justo reconocerle una participación”, agregó.

Está claro que Kuczynski participó en la etapa inicial de este contrato, como también informó este programa en enero pasado. Falta precisar qué monto percibió por honorarios de éxito, y en qué fecha los recibió.

El año siguiente, 2004, Westfield Capital y Odebrecht suscribieron contrato para la asesoría financiera y búsqueda de fondos en el mercado financiero internacional a través de la emisión de bonos, para financiar parte de la construcción del túnel trasandino Olmos Trasvase, que capta agua en el río Huancabamba y la conduce a los valles lambayecanos de Olmos. Este contrato, mostrado por Cuarto Poder en diciembre pasado, prueba el vínculo contractual con Odebrecht cuando Pedro Pablo Kuczynski era ministro de Economía de Alejandro Toledo. Sepúlveda sostiene que PPK no estaba al tanto de los tratos entre Westfield y Odebrecht, acuerdo contractual que luego fue asumido por First Capital.

“Westfield Capital y Odebrecht firmaron contrato para la asesoría en Trasvase Olmos en marzo del 2004. En febrero Pedro Pablo había vuelto al gabinete como ministro de Economía. Sin embargo, él no estaba informado de dicho contrato. Quien ejecutó el mandato fui yo. Ni él ni Westfield tuvieron participación en los ingresos”, indicó Sepúlveda.

Ya es sabido que para financiar parte de la obra Odebreht emitió bonos por el valor de US$ 100 millones, cuya colocación en el mercado financiero internacional estuvo a cargo de Westfield Capital y de First Capital. Este programa ha informado que para respaldar esta emisión, el gobierno de Alejandro Toledo emitió un decreto supremo aprobando una garantía por US$ 401 millones, cuatro veces el valor de los bonos. La norma fue suscrita por Toledo, por el premier Pedro Kuczynski y por el ministro de Economía Fernando Zavala. ¿Qué ha dicho Sepúlveda?.

“Esa garantía sirvió para que el Gobierno Regional de Lambayeque y el Gobierno Central tuvieran una buena calificación y un buen grado de inversión, y se reduzca la tasa de interés. Como el riesgo es menor, baja la tasa de interés. Pedro Pablo no participó ni en el origen ni en la ejecución del contrato, ni tampoco percibió honorarios. Nunca hablé con él sobre el decreto ni del proyecto, nunca le pedí favores”, cotinuó.

Sobre los contratos de asesorías financieras para las obras IIRSA Norte y su equivalente en el sur, la Interoceánica Sur, Sepúlveda le dijo al fiscal peruano Hamilton Castro que Kuczynski no percibió ingreso alguno. Pero hay que recordar que aquí también hay interrogantes aún irresueltas.

Por ejemplo, el que Westfield Capital y el BCP hayan obtenido fondos por US$ 600 millones aportados por la banca internacional para financiar los tramos 2 y 3 de la Interoceánica Sur. Como señalamos también en este programa, en el 2006, cuando PPK era primer ministro, Odebrecht logró que el Ministerio de Transportes aprobara la emisión de certificados denominados Certificados de Reconocimiento de Avance de Obras, CRPAO, un mecanismo de pago de acuerdo al avance de los trabajos. La idea de los certificados fue, al parecer, de Westfield, pero emitidos por el Estado peruano y comprados por un banco de talla mundial como Merryl Lynch. Según Sepúlveda, la llamada “muralla china” se impuso y Kuczynski no supo de estos negocios.

Ello, pese a que existen, por lo menos, dos visitas documentadas de Gerardo Sepúlveda a la antigua sede de la PCM en los tiempos en que PPK era premier. Como señaló Cuarto Poder en febrero pasado, Sepúlveda llegó allí el 2 de setiembre y el 5 de octubre del 2005, y en la segunda visita estuvo en la PCM por casi tres horas. Según los reportes de seguridad, Sepúlveda fue a ver a la funcionario del Gabinete de Asesores del premier, María del Rocío Vesga, pero esta abogada negó rotundamente que tales reuniones hubieran ocurrido.

“María del Rocío Vesga pidió información sobre la investigación contra Pedro Pablo en el Congreso, por la denuncia sobre los vínculos con empresas chilenas y Latin American Enterprise. Yo proporcioné información de la Compañía de Aceros del Pacífico y de Latin American Enterprise”, indicó.

Cuarto Poder volvió a contactar a María del Rocío Vesga para hacerle conocer la afirmación de Sepúlveda. Vesga ratificó lo dicho tres semanas atrás: que jamás se reunió con Sepúlveda. En el Gabinete de Asesores de la PCM, Vesga era la responsable del área de conflictos sociales. Cuarto Poder le preguntó vía e-mail a Sepúlveda: ¿qué tenía que ver alguien de su especialidad con los negocios del entonces premier Kuczynski?.

Pero en el proyecto Rutas de Lima , esa gran carretera de 115 kilómetros que es una concesión otorgada a Odebrecht por la Municipalidad de Lima, también hay detalles interesantes que ha aportado Sepúlveda. “La asesoría al proyecto Rutas de Lima empezó en su etapa de evaluación, año 2008, y culminó en el año 2014”, agregó.

Empezó en el 2008, durante la segunda gestión de Luis Castañeda Lossio, y culminó en el 2014, durante el mandato de Susana Villarán. Pero hay más.

“Por la asesoría financiera para el proyecto Rutas de Lima, First Capital obtuvo honorarios por casi US$ 4 millones. De ese monto, US$ 3.5 millones fueron transferidos a la cuenta de Latin American Enterprise Fund Managers, y la diferencia, casi US$ 500,000, se quedó en First Capital. Del monto transferido a Latin American, US$ 720,000 fue el pago para Kuczynski, US$ 120,000 para Denise Hernández. Busqué la asesoría de PPK porque era “mi mentor”, y su asesoría consistió en dar “consejos estratégicos” en temas financieros y proyectos”, señaló.

Dice Sepúlveda que por el proyecto Rutas de Lima, su empresa First Capital obtuvo honorarios por casi US$ 4 millones. Sin embargo, la relación de pagos enviada por Odebrecht en diciembre a la Comisión Lava Jato del Congreso, consigna que por concepto de toda asesoría, desde el 2010 hasta el 2013, First Capital recibió pagos por US$ 4’043,941. 

Por esa misma asesoría, First Capital envió los fondos a Latin American Enterprise Fund Manager, de PPK. ¿Por qué, si, se supone, era solo un negocio de la empresa de Sepúlveda?

Además, PPK percibió honorarios por US$ 720,000, y First Capital recibió en sus cuentas US$ 500,000, aparentemente menos que Kuczynski.

Estos son sólo algunos aspectos de lo declarado por Sepúlveda. Cuarto Poder, tal como ha hecho a lo largo de siete reportajes sobre el caso Westfield, ha planteado preguntas y advertido vacíos y supuestas incoherencias. Son las autoridades las que deben investigar a profundidad, para esclarecer las responsabilidades del presidente de la República. Primero se investiga, luego, se toman decisiones

( Fuente Canal N).

Leer comentarios ( )

Ir a portada