(Bloomberg) La decisión británica de procesar a solo 3.600 potenciales evasores fiscales cuyos detalles de cuentas bancarias suizas fueron filtrados por el ex empleado de HSBC Holdings, Hervé Falciani, envía una señal de que los ricos pueden "salirse con la suya" cuando evaden impuestos, dijo un panel multipartidario de legisladores.

El Reino Unido deja de recibir 16.000 millones de libras (US$ 23,000 millones) de ingresos fiscales por año como resultado del fraude impositivo, y la agencia responsable de recaudarlos, la Administración de Hacienda y Aduanas del Reino Unido (HMRC, por su sigla en inglés), no hace lo suficiente para enfrentar el problema, dijo la Comisión de Cuentas Públicas de la Cámara de los Comunes en un informe publicado en Londres este viernes.

"La falta de procesamiento de más de un individuo de la lista de Falciani, el hecho de que la HMRC haya cerrado el caso y que la Autoridad de Conducta Financiera no vaya a tomar ninguna otra medida crea la impresión de que los ricos pueden salirse con la suya cuando cometen fraude fiscal", dijo el panel. La agencia "debe aumentar el número de investigaciones y procesamientos, incluidos los evasores fiscales ricos, y publicar ese trabajo para disuadir a otros de evadir impuestos, y enviar un mensaje de que quienes lo intenten no zafarán".

HMRC debe elaborar una clara estrategia para enfrentar el fraude fiscal y mejorar la forma en que reúne y analiza los datos para evaluar su progreso, dijo la comisión. Debe intensificar los enjuiciamientos de fraudes fiscales en el extranjero, en especial luego de la filtración de datos de una firma jurídica panameña este mes, agregó.

"La publicación de los llamados papeles de Panamá pone de relieve que hay personas y compañías acaudaladas que buscan mantener sus asuntos en secreto", dijo Meg Hillier, presidenta de la comisión y legisladora del opositor Partido Laborista, en una declaración enviada por correo electrónico. "Donde este secreto involucre actividad criminal, debe haber procesamiento –y la amenaza de juicio debe servir como eficaz disuasivo para otros".

El "creciente riesgo" de que los impuestos sobre las ventas sean evadidos por operadores de Internet también debe evaluarse y la HMRC debe enfrentar el problema, dijo la comisión.