Protransporte evaluará la propuesta de la Municipalidad de San Isidro para que el futuro Corredor Vial de la Av. Arequipa se convierta en una vía mixta para transporte público y privado, desde la Av. Javier Prado con sentido a Miraflores, con el objetivo de evitar el colapso de cerca de quince calles internas del distrito.

Esto luego que el alcalde de San Isidro, Raúl Cantella, sostuviera una reunión de trabajo con parte del equipo de Protransporte, encabezados por Gustavo Guerra García, quienes informaron sobre los detalles técnicos de esta obra, las etapas, plazos y los pendientes estudios de impacto vial y ambiental.

Durante el encuentro, los funcionarios de Lima reconocieron que hubo falta de comunicación con las autoridades distritales involucradas sobre los alcances de este proyecto vial.

El alcalde Raúl Cantella señaló que esta situación ha generado una comprensible incertidumbre entre sus vecinos. "Actualmente las calles del distrito se encuentran saturadas de vehículos, por lo que sumar más automóviles agravará este problema en más de 15 vías del distrito. Además, se desconoce el impacto que estas nuevas medidas pueden generar al ecosistema del Bosque El Olivar, tradicional pulmón verde de la ciudad", sostuvo.

Los funcionarios de Protransporte reconocieron también que el paso del corredor vial por San Isidro requiere de un tratamiento especial por las características viales y urbanas del distrito.

En general, la propuesta del Corredores Tacna – Garcilaso – Arequipa y del Corredor de Javier Prado considera que ambos corredores tendrán 15 rutas que ingresarán a San Isidro, de los cuales 13 serán servicios troncales y 2 servicios alimentadores.

En la reunión participaron también la teniente alcaldesa de San Isidro Magdalena de Monzarz, el gerente municipal sanisidrino, Diethell Columbus, y los regidores metropolitanos Alberto Valenzuela y Alfredo Lozada.