El 2015 no solo estuvo agitado para la economía nacional, también fue un año marcado por el ruido político y propuestas electorales. Con más de 15 candidatos pugnando por ocupar el sillón de Pizarro, las encuestas nacionales colocan a seis de ellos como líderes en la intención de voto.

Una idea transversalLos candidatos han intentado mejorar sus propuestas económicas. Aunque cada uno tiene un plan de gobierno diferente, un tema en el que coinciden es en la necesidad de reactivar la economía a través de la reducción de impuestos y fomentar, como eje central, la inversión pública.

Sin embargo, expertos han señalado que tales propuestas no llevarían a un impulso real en el desarrollo del país. Por ejemplo, Elmer Cuba, socio de Macroconsult, advirtió que reducir los tributos no incentivaría a las empresas a formalizarse porque hoy "pagan cero impuestos". En tanto, Juan Mendoza, profesor de la U. del Pacífico, observó que dicha propuesta elevaría el déficit fiscal y se redicirían recursos para la inversión pública.

De "corto plazo"Aunque el listado de promesas es extenso, algunas tendrían como plazo para ejecutarse los primeros meses, incluso días de iniciado un nuevo mandato.

Por ejemplo, Alejandro Toledo prometió que en los primeros 100 días de gobierno eliminaría las trabas burocráticas e incluso subiría los sueldos en algunos sectores. En tanto, Pedro Pablo Kuczynski ofreció que podría reactivar la economía en los primeros 120 días de gestión.

Propuestas " poco creíbles"Se ha prometido a los peruanos un crecimiento de la economía del 6%, la reducción de la pobreza a su tasa más baja, incluso la construcción de un tren bala que vaya por toda la costa.

Waldo Mendoza, economista, ha criticado esta idea e incluso señaló que era "más fácil que el Perú vaya a un Mundial a que vuelva a crecer 6%". De otra parte, Eduardo Amorrortu, presidende de , indicó que "no se trata de crear expectativas que luego no se van a cumplir".

Sobre la construcción del Tren del Pacífico o el Tren Rápido del Norte, Carlos Gálvez, presidente de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía, tildo de faraónicas estas promesas e instó a ahondar más en temas sobre agua potable para la población.

Cabe recordar que el presidente calificó de "populismo empresarial" a las propuestas presentadas durante la CADE.