El Ministerio del Interior anunció en un comunicado que los procuradores públicos de ese sector denunciarán a quienes atacaron a la Policía Nacional y atentaron contra propiedades públicas y privadas durante las protestas en el centro de Lima de un grupo de mineros informales que se oponen a los que sus dirigentes llegaron con el Gobierno.

En total, 23 personas (20 varones y tres mujeres) fueron detenidas por intervenir en las acciones que provocaron daños a edificios, vehículos particulares e incluso ataques contra periodistas que cumplían labor informativa.

El presidente Ollanta Humala ha ratificado que más allá del próximo 19 de abril la fecha para lograr que los mineros en calidad de informalidad logren su formalización.

Esta posición ha llevado a que un grupo de mineros, muchos de ellos , contravenga los acuerdos de sus dirigentes, desencadenando protestas violentas en el centro de Lima y toma de carreteras en el sur del país.

En el comunicado, el Ministerio advirtió "a los manifestantes que se encuentran en Lima que procederá con la mayor rigurosidad para deponer actitudes que constituyan faltas graves o actos delictivos, pues éstos de ninguna manera quedarán impunes".