Los regidores del Partido Popular Cristiano (PPC) contribuirán a la gobernabilidad y a darle sostenibilidad al municipio de Lima, ante la posibilidad de que todos los concejales de (FS) sean revocados.

Así lo afirmó el regidor pepecista Pablo Secada, quien descartó que la salida de los regidores de FS deje "sola contra el mundo" a la alcaldesa de Lima, , dentro del municipio, pues esas curules en el concejo limeño serían ocupadas por los accesitarios de esa misma agrupación hasta los nuevos comicios.

Según las últimas cifras de la ONPE confirman que los limeños con su voto le perdonaron la vida a la alcaldesa, pero 19 de los 21 regidores de Fuerza Social se irían a sus casas.

Secada también destacó que, ante la eventual ratificación de casi todos los concejales del , hay la necesidad de "remar juntos" desde el Concejo Metropolitano para defender la agenda por Lima; aunque ello pueda ser visto como un "cogobierno".

"Primero vamos a ver qué pasa. Si al PPC le toca mantener a un número importante de regidores que tenemos cierta experiencia, asumiremos un rol más protagónico y seguiremos pensando en la institucionalidad, sin dejar de ser fiscalizadores", expresó a la agencia Andina.

Además, Secada aseguró que los regidores del PPC no están dispuestos a aprovechar esta coyuntura política y electoral para sabotear la gestión Villarán o intentar controlarla, sino más bien, tienen el compromiso de "seguir construyendo".

"En el caso el PPC aumente su participación o su presencia en el Concejo, la actitud será la misma, trabajaremos de manera constructiva, fiscalizaremos e impulsaremos las políticas públicas en un sentido más moderno, sin entrar a destruir o a cortar cabezas", remarcó el regidor.