El ministro del Interior, José Luis Pérez Guadalupe, informó hoy que desde enero del 2016, los efectivos de la Policía Nacional ya no podrán brindar servicios de seguridad a empresas privadas vistiendo el uniforme policial.

"Un policía no podrá alquilarse a un privado con el uniforme policial. Repito, ya no vamos a tener policías cuidando chifas o restaurantes, con el uniforme no", enfatizó.

Agregó que se está viendo la modalidad que se empleará para permitir que los efectivos puedan realizar otras labores cuando no ejerzan sus actividades de efectivos del orden, lo cual se distorsionó desde la década de los 90.

"El 24 × 24 no es el término correcto, esto se llama exclusividad del servicio policial como había antes, es decir que el policía que se dedique a ser policía; y como ha dicho el presidente (Ollanta Humala), esto será a partir de enero", declaró a los periodistas instalados en Palacio de Gobierno.

Indicó que esto coincidirá con la cuarta etapa de la reforma de la Policía Nacional del Perú (PNP), que es la reforma salarial "más cara" de todas las iniciadas por el actual gobierno.

"Queremos que el policía tenga, lo que se está haciendo en este gobierno, un aumento de sueldo decente, tenga un debido trabajo y un debido descanso", enfatizó.

Aunque aclaró que los efectivos policiales son libres de hacer otras actividades en sus horas libres, tales como manejar taxis o brindar seguridad pero ya no podrán hacer uso de sus uniformes o armas de reglamento.

Finalmente, adelantó que la quinta etapa de la reforma iniciada por el Ministerio del Interior consiste en que los egresados de las escuelas de suboficiales de la Policía Nacional, tendrán entre 20 y 21 años con un sueldo superior a los S/. 3,000.

"Creemos que es un sueldo adecuado para un chico que pasa unos seis semestres en la Escuela de la Policía, el Estado lo prepara para comenzar lo que es una verdadera carrera policial", subrayó.