El Perú, representado por el (JNE), lidera el sistema de transmisión multimedia de información electoral en Sudamérica, con más de 90,000 seguidores en la red social de Facebook y 54,000 en Twitter.

En segundo lugar aparece el Consejo Nacional de Ecuador con más de 39,000 seguidores en redes sociales y el Tribunal Superior Eleitoral de Brasil con 22,000.

El JNE precisó que su de información se completa con la página web institucional y la red social Youtube. Además de sus cuentas en redes sociales (Facebook y Twitter) también tiene las páginas Voto Informado, Infogob, la Escuela Electoral y de Gobernabilidad y Juventudes JNE.

La suma de seguidores de todas ellas suma más de 195,000 internautas. Durante el 2014 las cuentas pertenecientes al JNE han crecido en más del 400%.

En Sudamérica, la plataforma digital de información de los organismos electorales está formada principalmente por la página web institucional y las redes sociales Facebook, Twitter y Youtube.

En este caso, solo el Perú, Brasil, Colombia y Ecuador cuentan con las cuatro plataformas digitales mencionadas como parte de su plan de comunicaciones.

Argentina y Bolivia tienen página web, Facebook y Twitter. Chile, Uruguay y Venezuela utilizan únicamente sus portales web para información institucional y no cuentan de manera oficial con páginas en redes sociales de mayor alcance.

Con relación a la transmisión de multimedia a través de Internet, solo el JNE del Perú y el Tribunal Superior Electoral de Brasil cuentan con servicios 'streaming' (que es el método de transmisión de audio y video por Internet de las audiencias públicas y actos institucionales a través de sus canales internos de TV.).

Esta información está disponible y se puede ver en los portales institucionales oficiales de los organismos electorales del Perú y de Brasil.

Dada la saturación de la TV abierta y por cable, el 'streaming' es una herramienta valiosa para la transparencia de la información, ya que permite seguir por Internet en tiempo real las audiencias y sesiones plenarias tanto al público como a los medios de comunicación.