El rol clave del Perú en la organización de la fue reconocido hoy en una reunión en la que participaron líderes políticos de , como el expresidente de Chile, Ricardo Lagos y el exmandatario de México, Felipe Calderón.

A la conferencia , realizada en la Universidad de Brown en Estados Unidos, asistió Manuel Pulgar-Vidal, ministro de Ambiente, junto con la secretaria ejecutiva del Secretariado de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático y otras autoridades internacionales.

"El liderazgo del Perú es crucial para alcanzar un acuerdo en la COP20, pues sobre el cambio climático hay evidentes señales de urgencia y somos los responsables de actuar", señaló , antes de dar inicio a la plenaria abierta de alto nivel.

Durante su exposición, explicó que el Perú cumple un triple rol en la organización de la COP20, como anfitrión, presidencia y promotor de una activa agenda interna en el país.

"Este no es un proceso sólo para ambientalistas sino para ministros de salud y economía, entre otros sectores, a quienes tenemos que traer a la discusión. Tenemos que acercar la ciencia que nos da información sobre y lograr que se tomen decisiones. ¿Cómo entablamos este puente? A través de una fluida relación entre el proceso formal e informal de las negociaciones", sostuvo el titular de la cartera de Ambiente.

Por su parte, el mexicano criticó que, ante tanta información científica disponible sobre los impactos del cambio climático, no se tomen acciones concretas, por lo que la cumbre internacional en Lima constituye un gran reto.

"No nos equivoquemos pensando en el , antes de eso está Perú. Ahí hay que conseguir avances", sostuvo Calderón, enfatizando la necesidad de desarrollar un cambio de estrategia que llegue a las empresas y a los líderes de gobierno, a través de argumentos económicos que demuestren que es posible combatir el cambio climático y, a su vez, promover un desarrollo sostenible y reducir la pobreza.

Posteriormente, Luis Alfonso de Alba, quien fue el embajador Representante de Cambio Climático durante la COP16, aclaró que el acuerdo que se busca firmar en 2015 en París no reemplazará al protocolo de Kioto.

"Eso es equivocado, debemos cambiar el discurso y señalar que sobre cambio climático existen diferencias entre las responsabilidades de emisiones históricas y aquellas acumuladas. Solo si hacemos esta diferencia podremos estimular cambios y generar nuevos instrumentos legalmente vinculantes para países en desarrollo", comentó.