El jefe de Gabinete, , sostuvo que no dialogarán con los manifestantes en contra del proyecto minero en Islay, Arequipa, en tanto se registren actos de violencia.

"Ayer ha ingresado un contingente policial para restablecer el orden publico, confiamos que el diálogo se reinicie (…) Nosotros vamos a dialogar sin violencia, bajo amenaza de ninguna manera", señaló.

El presidente del informó que han recibido un pedido de las autoridades locales pidiendo una mesa de diálogo, con la Defensoría del Pueblo como intermediario.

La condición para el reinicio de las conversaciones sobre la viabilidad del proyecto minero es el fin de la violencia, indicó el premier.

Facultades legislativasDe otro lado, Cateriano informó que, a más tardar, la próxima semana presentará ante el Congreso el proyecto de ley que el Ejecutivo en temas de economía y seguridad.

"Confiamos que, con el trabajo que estamos realizando, logremos persuadir a los congresistas para que nos otorguen estas facultades", dijo el ministro Cateriano.