Mano dura. "El Gobierno no conversará con los mineros informales hasta que depongan su medida de fuerza", dijo , Alto Comisionado del Poder Ejecutivo para la Interdicción y Formalización de la Minería.

Habló enérgicamente luego de que se frustre la reunión entre los representantes de los y el Poder Ejecutivo en las instalaciones de la PCM. "Es hora de que en Perú se ponga orden. Mientras no dejen las carreteras, el Gobierno no continuará con el diálogo", recalcó.

Mientras tanto, en Arequipa continúa tomada la Panamericana Sur, a la altura del kilómetro 620, en Chala. Urresti sostuvo que el Gobierno pondrá orden para desbloquear la carretera y que los únicos responsables de lo que ocurra serán los dirigentes mineros. Incluso, informó que ya han sido denunciados por homicidio culposo ante la .

Urresti dijo que hay 16,300 mineros en Arequipa en proceso de formalización y no entienden por qué han salido a tomar las carreteras, porque ellos están "protegidos" por las normas. "Quieren imponer que se derogue los decretos legislativo sobre la estrategia de interdicción para la minería ilegal, cuando estos no hablan de la minería formal", aclaró.

Informó que ayer, durante la reunión entre un equipo multisectorial y los representantes de los mineros informales durante seis horas, estos últimos dejaron cuatro propuestas. Luego, la PCM los llamó a las nueve de la noche para darles respuesta, pero no se presentaron. Y hoy se acercaron a Palacio con otros dirigentes e insistían en no levantar su medida de fuerza.

"No vamos a negociar con una pistola en la cabeza. Esto es abusivo porque están pagando las consecuencias miles de personas", dijo Urresti.