Ciudad del Vaticano (Reuters).- El Papa Benedicto XVI dejó el Vaticano el jueves y se dirigió a la residencia papal de verano, donde se convertirá dentro de unas horas en el primer pontífice en seis siglos en renunciar.

Un helicóptero de la fuerza área italiana despegó del helipuerto del Vaticano transportando al líder católico de 85 años hacia Castel Gandolfo, situado justo al sur de Roma, antes de que a las 1900 GMT.

Antes de abordar el helicóptero, Benedicto XVI se despidió de los monseñores, del personal del Vaticano y de la Guardia Suiza en los patios de San Damaso del palacio apostólico de la Santa Sede.

Los cardenales comenzarán sus reuniones preparatorias el viernes para decidir cuando iniciar el cónclave que elegirá al nuevo pontífice.