Moscú (AFP) El opositor número uno del Kremlin, Alexei Navalny, eludió la cárcel pero su hermano fue condenado a 3 años y medio por malversación de fondos en un polémico juicio con tintes políticos, según sus partidarios.

Las condenas a los hermanos Alexei y Oleg Navalny son el epílogo de un año en el que ha sido centro de una fuerte controversia internacional, por la anexión de Crimea y su implicación en la guerra ucraniana.

Al término de una lectura inhabitualmente corta de la sentencia, el tribunal de Moscú halló culpable de estafa a los dos hermanos en detrimento de la empresa francesa Yves Rocher.

Pero mientras Alexei Navalny fue condenado a 3 años y medio de cárcel con suspensión de pena, su hermano deberá permanecer en prisión ese mismo lapso de tiempo.

"¿Por qué motivo lo meten en prisión [a Oleg]? ¿Qué es este escándalo? ¿Es para presionarme?", exclamó el opositor, golpeando con sus puños una mesa, antes de que a su hermano, esposado, se lo llevaran del tribunal unos policías.

Alexei Navalny llamó a sus partidarios a salir a la calle hoy en protesta y dijo que hay que "destruir el régimen" de Putin.

"Este régimen no tiene derecho a existir, debe ser destruido", dijo ya fuera del tribunal. "Llamo a todo el mundo a tomar las calles hoy", instó.

La protestaHoy por la mañana, 16,000 miembros de Facebook afirmaban que acudirían a la manifestación, mientras camiones de las fuerzas del orden ocupaban ya la plaza, según fotos difundidas en Twitter.

La fiscalía había pedido una pena de ocho años de cárcel para Oleg, menos que la requerida para el opositor, de diez años de prisión.

A sus 38 años, Alexei Navalny es considerado el principal opositor de Putin, aunque su influencia es más que limitada en un país en que los medios de comunicación independientes y los partidos de la oposición han sido reducidos a la mínima expresión en los últimos años.

Sus detractores acusan a Navalny, un bloguero con aires nacionalistas y fustigador de la corrupción de las élites rusas, de estar apoyado por Occidente.

Se encontraba desde febrero bajo arresto domiciliario.

Los dos hermanos fueron hallados culpables de haber desviado 27 millones de rublos (384.000 euros al cambio actual) en detrimento de la filial rusa de Yves Rocher. Fueron también condenados a pagar 4,4 millones de rublos (63.200 euros) a la firma.

La empresa francesa de cosméticos había presentado una denuncia contra la empresa de transportes de los hermanos Navalny, Glavpodpiska, antes de retirarla, afirmando no haber sufrido ningún "perjuicio" durante su colaboración con esta.

- Combate político –

En un comentario en su página web, el opositor consideró la víspera que su proceso iba mucho más allá de su persona y que, en el fondo, poco importaba cuál fuera el fallo.

¿Diez años, cinco años, dos años de prisión? ¿Una pena en suspensión? ¿Cuál es la diferencia?", se preguntó.

"La defensa de una persona en particular o de dos hermanos en particular no puede ser la razón, la justificación de un combate político", insistió.

El anuncio de la sentencia estaba previsto para el 15 de enero, fecha en que los partidarios de Navalny habían previsto manifestarse, pero el tribunal anunció súbitamente el lunes que lo adelantaba.

Según la abogada del opositor, Olga Mijailova, se trata de una "fecha más práctica para hacer pública la sentencia", justo antes de Año Nuevo, y antes de varios días festivos, durante los cuales muchos moscovitas abandonan la capital.