El presidente informó que, en cálculos preliminares, el fallo de La Haya reconoció para el Perú unos 50 mil kilómetros cuadrados de la zona en disputa, más del 70% de lo que el país demandó ante la Corte Internacional.

En esa línea, informó que no consideró necesario pronunciarse sobre el pedido del Perú respecto a los 28 mil kilómetros cuadrados, llamado el "triángulo exterior", pues ya lo incluye. "El triángulo exterior es nuestro, lo incorpora a nuestra soberanía".

Humala aclaró que la delimitación marítima trazada por La Haya "no prejuzga ni afecta la intangibilidad de la frontera terrestre", razón por la que el fallo no mencionó nada al respecto.

"El Perú se siente complacido del resultado de esta opción de paz. Este fallo obligatorio e inapelable será ejecutado por el Perú, fiel a su tradición. Para tal fin, se adoptarán de inmediato las acciones para su pronta implementación. El Perú confía en que el gobierno de Chile actuará de forma similar", manifestó.

El presidente Humala planteó abrir una nueva etapa en las relaciones entre Perú y Chile, consolidando el respeto mutuo, la colaboración y la amistad. "Hay que impulsar la vasta agenda bilateral, con énfasis en el desarrollo fronterizo, en beneficio directo a nuestros pueblos", dijo.

Humala felicitó al equipo diplomático que representó al Perú y defendió los intereses nacionales. Y felicitó a la Corte de La Haya por contribuir con la paz.

"Las futuras generaciones recordarán estos momentos con orgullo y será el ejemplo de lo que los peruanos podemos alcanzar unidos, poniendo adelante el interés nacional", finalizó.