Un mató a 10 personas y dejó heridas a 30 el domingo en una escuela administrada por la ONU en el sur de la , dijo un funcionario palestino, mientras que decenas más murieron por bombardeos israelíes en el enclave, mientras que lanzó cohetes hacia Israel.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, calificó el ataque como un "atentado moral y un acto criminal" y llamó a que los responsables de la "grave violación del derecho humanitario internacional" respondan por sus actos.

Militares israelíes dijeron que estaban investigando el ataque, el en menos de una semana.

En el vigésimo séptimo día de enfrentamientos, los medios israelíes informaron de que la mayor parte de las tropas se habían retirado de Gaza, mientras que imágenes de Reuters TV mostraron una columna de tanques israelíes y decenas de efectivos de infantería abandonando el enclave.

Un portavoz militar israelí no calificó el movimiento como una retirada, pero dijo que el Ejército informó a los residentes de algunos barrios palestinos evacuados de que podían volver a sus hogares.

"Las tropas están en medio de un despliegue hacia otras partes de la frontera", dijo el teniente coronel Peter Lerner. "De hecho, estamos liberando tropas desde el frente, pero la misión está en curso. Las fuerzas terrestres están operando. Las fuerzas aéreas están operando", agregó.

Un misil de un avión israelí impactó la entrada de una escuela en el poblado de Rafah, donde se refugiaban palestinos que han huido de sus casas, dijeron testigos y médicos.

El portavoz del Ministerio de Salud de Gaza, Ashraf Al-Qidra, dijo que 10 personas murieron y 30 resultaron heridas en el ataque.

El Coordinador Especial de la ONU en Oriente Medio, Robert Serry, dijo estar consternado por informes sobre un ataque en las inmediaciones de una escuela en Rafah donde se refugian 3,000 personas desplazadas, provocando varias muertes y heridos.

"Es simplemente intolerable que otra escuela haya sido atacada, que ha sido designada para dar refugio a civiles que huían de las hostilidades", afirmó.

Al menos 15 palestinos que se refugiaban en una escuela administrada por la ONU en el campamento de refugiados de Jabalya murieron el miércoles pasado, en lo que la ONU dijo que parecía haber sido artillería israelí que había impactado al edificio.

Los militares israelíes dijeron que hombres armados habían disparado proyectiles de mortero desde las inmediaciones de la escuela y que ellos respondieron al fuego.

PresiónMás temprano el domingo, bombardeos israelíes mataron a 30 personas en Gaza, un día después de que el primer ministro judío, Benjamin Netanyahu, prometió mantener la presión sobre el grupo islámico Hamas, incluso después de que Israel complete su principal misión de destruir una red de túneles que se extiende hasta el Estado judío.

Netanyahu afirma que Hamas, la facción dominante en Gaza, tiene la responsabilidad final por las víctimas civiles y ha acusado a hombres armados y escuadrones de lanzadores de cohetes de usar como "escudos humanos" a residentes en áreas densamente pobladas.

En Rafah, el líder de la facción Fatah, Ashraf Goma, dijo que el Ejército israelí estaba bombardeando la ciudad desde aire, mar y tierra, y que los habitantes no podían ocuparse de los heridos y los muertos.

"Los cuerpos de los heridos sangran en las calles y hay otros cadáveres en la calle sin que nadie los recupere", afirmó.

"Vi a un hombre en un carro tirado por un burro que llevaba siete cuerpos al hospital. Hay cuerpos guardados en refrigeradores de helados, en neveras para flores y verduras", dijo Goma a Reuters.

El Ejército israelí dijo que más de 55 cohetes habían sido disparados desde Gaza el domingo.

Israel lanzó una ofensiva aérea y naval el 8 de julio, tras un aumento de los disparos de cohetes de Hamas y otras guerrillas palestinas, lo que luego amplió a incursiones terrestres.

Según funcionarios palestinos, los combates del domingo elevaban el número de muertos en Gaza a 1.775, la mayoría de ellos civiles.

Israel ha confirmado que 64 soldados han muerto en combate y que bombardeos palestinos han causado la muerte de tres civiles en territorio judío.

Esfuerzos de treguaEn El Cairo, el domingo se reanudaron los esfuerzos para llegar a una nueva tregua.

Una delegación de los grupos militantes palestinos Hamas y Jihad Islámica arribaron a la capital egipcia, pero era improbable un rápido avance debido a la ausencia de representantes israelíes.

Israel dijo que no enviaría representantes, como estaba previsto, tras acusar a Hamas de violar el viernes un cese al fuego mediado por la ONU y Estados Unidos.

En Gaza, Israel intensificó los ataques a la región de Rafah junto a la frontera con Egipto, donde Israel temía que el oficial de 23 años Hadar Goldin hubiese sido capturado el viernes poco después de que se iniciara una tregua que debía durar 72 horas.

Posteriormente, un comunicado del Ejército dijo que se determinó que Hadar Goldin murió en combate durante una operación en el sur de la Franja de Gaza.

Goldin fue sepultado el domingo después de que militares israelíes dijeron que recuperaron sus restos y que había muerto en acción.