Las gestiones salientes de las municipalidades y gobiernos regionales deberán conformar de mandato a las autoridades electas, las cuales deberán elaborar informes de rendición de cuentas y remitirlas a la Contraloría General a la República.

Es así que los alcaldes o presidentes regionales tendrán cinco días hábiles luego de la proclamación de las autoridades electas para conformar una comisión de transferencia junto con ellas.

La comisión estará compuesta, además de la autoridad saliente y la electa, de dos representantes sea del municipio o y dos representantes de quien asuma el cargo.

La labor de esta comisión, que buscará validar la información y documentación de la gestión saliente, culminará a más tardar dos días hábiles antes de la instalación de la nueva autoridad.

De acuerdo con la norma, las autoridades salientes deberán elaborar y remitir un informe de rendición cuentas y transferencias de su gestión, bajo responsabilidad, así como enviar una copia a la y a la Dirección General de Contabilidad Pública.

En el caso de las autoridades reelectas, deberán poner en conocimiento de los ciudadanos su informe de rendición de cuentas y pedirá a la Contraloría una auditoría independiente.