El Ministerio del Interior informó que ha dado órdenes estrictas para que la Policía Nacional del Perú acompañe a los ciudadanos que participen en la marcha convocada por jóvenes y activistas contra la nueva ley que establece un régimen laboral juvenil.

A través de un comunicado se indica que no impedirán su desplazamiento siempre y cuando este sea por zonas permitidas y no restringidas, como la Plaza de Armas, el damero de Pizarro y la avenida Abancay.

Asimismo, señala que la Policía Nacional tiene la orden de no usar la fuerza, salvo sea en defensa legítima en casos de agresión a efectivos, y en salvaguarda del orden público.

"Recomendamos y exhortamos a los dirigentes que convocan esta movilización a proceder a una marcha pacífica, e invoquen a los participantes a evitar cubrirse el rostro y llevar mochilas durante el desarrollo de la misma", refiere el comunicado.

Explican que se busca así evitar hechos como el ocurrido en la última protesta, en el Centro de Lima, donde un grupo de infiltrados y/o desadaptados atacaron de manera cobarde a policías que resguardaban el ingreso del jirón de La Unión y a periodistas que cubrían los incidentes.

El Ministerio del Interior lamentó que no haya tenido eco su llamado al diálogo con los dirigentes de esta movilización, ya que a la reunión solo asistió uno de ellos.

Sin embargo, confía en que la referida marcha se desarrollará en forma pacífica y que habrá un correcto accionar de los jóvenes.