Sandra Alvarado Santillanasalvarado@diariogestion.com.pePaulo Rivas Peñaprivas @diariogestion.com.pe

Durante 72 horas, en la lejana localidad de Santa María de Nieva, capital de la provincia de Condorcanqui (Amazonas), más de 53 líderes indígenas y 19 empresarios se reunieron en busca de derribar fronteras.

También estuvieron presentes algunos representantes del Estado en el foro "Propuestas inclusivas de desarrollo para la zona de Bagua y Condorcanqui: Negocios con comunidades nativas", organizado por la Asociación Tendiendo Puentes.

, presidente de la asociación, señala que el objetivo central del encuentro fue generar confianza entre el Estado, las comunidades indígenas y losempresarios.

Ferré y profesor del PAD de la Universidad de Piura, también fue parte del equipo de viajeros. Bajo el sofocante sol de , refiere que una vez que se logre la confianza entre los involucrados, el siguiente paso es generar propuestas de desarrollo social y económico. "El respeto y la confianza son la clave para que se pueda caminar; seguramente se han dejado pasar oportunidades de negocio porque no había claridad".

Cosas a la caraEl primer día del encuentro una de las principales recomendaciones que realizó Ferré fue el hablar de forma directa. "Digámonos las cosas a la cara, aquí no debe haber rumores ni chismes".

Y así parece haber sucedido. Empresarios y representantes de las comunidades expresaron sus posiciones en temas en los que existe mayor coincidencia como el desarrollo de actividades agrícolas y en algunos más polémicos como es el caso de las actividades extractivas.

Fue evidente la tensión inicial que surgió en el encuentro al abordar asuntos del sector minero y petrolero. Sin embargo, para los organizadores del foro la idea es tratar y enfrentar los puntos más difíciles, pues así se despejarán las dudas de todas las partes.

"Las comunidades nativas son parte de la solución de sus propios problemas y de los problemas del país", asevera el presidente de , y les recomienda a las comunidades que arriesguen más, tras señalar algo que se ha hecho evidente en los últimos años, que ellas tienen el poder, pues tienen la capacidad de parar cualquier proyecto.

"Nuestra filosofía es que todos los actores que son las comunidades y las empresas deben ganar en esa operación conjunta", indica Ferré.

Para Tendiendo Puentes, ya está más que claro que los pueblos nativos quieren participar de manera directa de los beneficios de los proyectos económicos en sus zonas, pues los impuestos y el canon no los benefician de manera directa y sienten que no están representados en la estructura política del Estado.Ahora ya plantean también su participación como socios de los proyectos.

AntecedenteEste es el IV foro que realizan y el primero descentralizado. es una zona que ya conocen muy bien, pues han viajado en varias oportunidades.Este trabajo tiene como antecedente el denominado Baguazo (5 de junio del 2009). Luego de realizarse un trabajo en el PAD sobre este conflicto, Miguel Ferré decidió crear Tendiendo Puentes.

El especialista vio que el problema de fondo es esa desconfianza mutua por desconocimiento y malas experiencia anteriores. "Dijimos que la única manera de romper el hielo es acercar a eso dos mundos que se desconocen. No hay unos buenos y otro malos", señala el profesor del PAD.

El datoEntre el 29 de abril y el 1 de mayo se realizó un encuentro entre los pueblos indígenas, empresarios y representantes del Estado. Se abordó el tema minero y petrolero.