(Bloomberg).- Cientos de académicos de alto nivel están abandonando puestos lucrativos en los directorios de empresas chinas, en tanto las medidas enérgicas dirigidas a los altos funcionarios de gobierno con puestos corporativos pagos se propagan al sector de la educación.

Hasta hace poco tiempo, los profesores de nivel superior en las universidades estatales se consideraban exentos de una prohibición establecida en el 2013 que impedía a los funcionarios gubernamentales y a miembros del Partido Comunista de alto nivel ocupar puestos corporativos, una restricción instaurada como parte de la campaña del país contra la corrupción.

Esto cambió en noviembre, cuando el ministerio de educación amenazó con emprender acciones disciplinarias contra los académicos de jerarquía superior que no registraran sus nombramientos corporativos.

Desde entonces, al menos una docena de compañías chinas cotizadas en bolsa anunciaron las renuncias de académicos que actuaban como directores independientes, lo cual generó preocupación respecto de cómo llenarán las empresas el vacío creado por su alejamiento.

En el lapso de casi cuatro semanas, se habían alejado 274 académicos, informó la Radio Nacional oficial de China el 22 de diciembre. Por lo menos dos compañías –Huatai Securities Co. y Fawer Automotive Parts Co.- mencionaron las medidas enérgicas en educación como motivo de las renuncias recientes de los directores.

"La prohibición podría limitar la provisión de los mejores académicos como directores independientes", dijo Gary Liu, vicedirector del Instituto de Finanzas Internacionales CEIBS Lujiazui de Shanghái. Muchos de los "académicos más destacados de China también ocupan normalmente puestos de conducción en las universidades donde trabajan", dijo.

La prohibición del 2013 relativa al desempeño en puestos corporativos generó oportunidades para que muchos académicos pasaran a ocupar las vacantes dejadas por los funcionarios públicos que abandonaban sus cargos de dirección en el sector privado.

Aproximadamente un tercio de los casi 9,000 directores independientes contratados por compañías chinas cotizadas en bolsa son ex profesores o profesores en actividad de universidades locales, informó Legal Weekly el 15 de diciembre, citando datos de Wind, un proveedor chino de datos financieros.

'Verdaderos profesionales'.Si bien estas restricciones pueden provocar una escasez temporal de directores, para cerrar la brecha las empresas podrían recurrir a candidatos provenientes de profesiones como la abogacía y la actividad contable, según Zhu Lijia, profesor en la Academia China de Gobernanza con sede en Pekín.

"La escasez de directores independientes no durará mucho tiempo ya que existen muchos reemplazantes calificados", dijo Zhu. "Constituyen los verdaderos profesionales a los que pediría ayuda cualquier empresa cotizada en bolsa sin intenciones ocultas".

Las empresas también podrían contratar a académicos subalternos que no están sujetos a la prohibición que pesa sobre los directores ya que no ocupan puestos de liderazgo en sus universidades, dijo Liu del CEIBS, que es una alianza de escuelas de negocios entre la Universidad Jiao Tong de Shanghái y la Fundación Europea para la Gestión del Desarrollo. Liu es director independiente de Centre Testing International Group Co., una compañía con sede en Shenzhen que provee servicios de testeo e inspección para productos industriales y de consumo.

Huatai Securities hizo renunciar a tres académicos el mes pasado, lo cual dejó el número de sus directores independientes por debajo de un tercio de los miembros totales del directorio conforme lo exige la ley de sociedades de China, dijo la empresa el 21 de diciembre. De todos modos, la agencia de bolsa ha dicho que los directores salientes desempeñarán sus obligaciones hasta encontrar sus reemplazos.

TAGS RELACIONADOS